La batalla energética

Iberdrola compra la británica Scottish Power

Iberdrola ha alcanzado un acuerdo con Scottish Power (quinta compañía energética británica) para adquirir el 100% de su capital en el plazo de cinco meses. La operación se empezó a negociar poco después del verano y dará lugar a la tercera eléctrica europea por valor de los activos tras la francesa EDF y la alemana E.ON, la sexta por ingresos y la séptima por valor en Bolsa. La compra asciende a 17.200 millones de euros, de los que 9.047 millones se desembolsan en metálico, incluyendo un dividendo extra de 263 millones, y el resto en acciones. La operación tendrá que ser autorizada por las autoridades europeas de la Competencia, ya que el 43% de la facturación conjunta se registra fuera de España.

La autorización de la compra sólo corresponde a las autoridades comunitarias de competencia
La eléctrica será la sexta de Europa por ingresos, la séptima por valor bursátil y la tercera por la suma de acciones y deuda
La operación está valorada en 17.200 millones de euros, de los que 9.047 se pagan en metálico y el resto en acciones
Más información
Sedes en Bilbao y Glasgow
Iberdrola gana un 13,6% más hasta marzo, tras su fusión con Scottish Power

Según explicó ayer en conferencia de prensa el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, con la operación Iberdrola supera el ámbito normativo nacional, que en su opinión dificulta el proceso de fusiones. De esta forma, aceptó, la compra podría "facilitar" otras operaciones. en el sector energético español, como una posible unión de Iberdrola-Scottish con Unión Fenosa y/o Gas Natural, al quedar al margen del control de las autoridades de competencia españolas. Iberdrola asegura confiar en que la Comisión Europea tenga un criterio más laxo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La oferta valora la acción de Scottish Power en 777 peniques (11,46 euros), un 15,8% por encima de la cotización del día anterior a que la británica reconociese un acercamiento con vistas a una oferta. De ellos, 400 peniques (5,90 euros) se pagarán en efectivo y el resto mediante un canje de acciones a razón de 1,1646 títulos de Iberdrola por cada acción de la compañía escocesa. Además, los accionistas de Scottish Power cobrarán un dividendo extra de 12 peniques. Iberdrola tendrá que realizar una ampliación de capital de 245 millones de acciones para pagar a los accionistas británicos, en cuyas manos quedará el 21,4% del capital de la sociedad.

Efectivo y acciones

La compañía española financiará el pago en metálico con un crédito sindicado de 11.738 millones de euros de ABN Amro, Barclays Bank y Royal Bank of Scotland. Además, la compañía duplicará las desinversiones previstas en el Plan Estratégico 2007-2009 hasta situarlas en 2.000 millones.

La ampliación de capital, que diluirá las participaciones de accionistas tradicionales de Iberdrola como BBVA (5%) y BBK (7,5%), así como las de otros recién incorporados a la compañía, como la constructora ACS (10%), tendrá que ser aprobada por los accionistas de la eléctrica española en una junta extraordinaria prevista para el 29 de marzo. Para los accionistas, Sánchez Galán tuvo un mensaje claro: Iberdrola mantiene sus planes, tanto de inversión -lo que extiende a la compañía escocesa- como de reparto de dividendo, que crecerá hasta 1,5 euros por acción en 2009. La operación, que no es estrictamente una OPA, sino un acuerdo amistoso de integración (Scheme Arrangement) está sujeta a la estricta legislación británica, que establece la posibilidad de que durante 45 días hábiles (hasta marzo en la práctica) cualquier otra compañía pueda hacer una oferta competidora a la de Iberdrola. Según el calendario expuesto ayer por Sánchez Galán, por el responsable de Estrategia, José Luis del Valle y por el director financiero, José Sainz Armada, Iberdrola prevé lograr la autorización de la Comisión Europea a la operación en febrero, tras el plazo de 45 días para recibir otras ofertas.

Posteriormente, la operación se someterá a las juntas generales de las dos compañías, que se celebrarán el 29 de marzo, en el caso de Iberdrola, y el 30 de marzo, en el de Scottish Power. En el caso de Iberdrola, la operación deberá ser aprobada por mayoría simple, mientras que en el caso de Scottish Power, la aprobación tendrá que ser de, al menos, el 75% del capital que acuda a la junta.

Indemnización de 74 millones

Si todo discurre como está previsto, la eléctrica española registrará el folleto de la oferta en España el 10 de abril y entre el 20 y el 23 de abril se liquidará la operación. El acuerdo alcanzado entre ambas compañías prevé una indemnización de 50 millones de libras esterlinas para Iberdrola (unos 74 millones de euros) en el caso de que se presentara (y triunfara) alguna oferta competidora que, en cualquier caso, el consejo de Scottish Power se compromete a no buscar. La indemnización sería para la escocesa en el caso de que Iberdrola, por ejemplo, no lograra el visto bueno de sus accionistas.

Según destacó Sánchez Galán, la nueva compañía "estará muy bien posicionada para el futuro mercado europeo de la energía y tendrá una fuerte plataforma de crecimiento en España, Reino Unido, Europa continental, EE UU y el mercado global, especialmente en las energías renovables, sector en la que será un líder mundial".

El grupo resultante tendrá un beneficio neto de 2.078 millones de euros y una cifra de ventas de 19.464 millones, según las cifras de 2005 ajustadas por el impacto de la operación. Además, contará con una potencia instalada de 36.603 megavatios, un 30% más que ahora. De dicha cifra, 30.563 megavatios corresponden a generación convencional, un 27% más que Iberdrola ahora, y 6.040 megavatios de potencia renovable, un 48% más.

Iberdrola espera una cifra de ahorro (sinergias operativas) anual recurrente de 130 millones (de los que 40 millones se lograrán desde el primer año; 90 millones, desde el segundo y 130 millones, desde el tercero). La operación tendrá un impacto positivo desde el primer año en el beneficio por acción de Iberdrola. La eléctrica cerró ayer en Bolsa a 32,06 euros, con una caída del 2,11%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS