Reportaje:

La copla de Pilar

La portavoz de las víctimas del 11-M protagoniza un libro sobre letras del Carnaval de Cádiz

Pilar Manjón lleva en su bolso un reproductor de CD. Dentro, un disco en el que suena: Se creían invulnerables debatiendo hipocresías, hasta que dijo una madre: escuchadme señorías. Es el inicio del pasodoble que el autor de comparsas Antonio Martín le dedicó hace dos carnavales a la presidenta de la asociación de víctimas del 11-M. Un homenaje al coraje de una madre a la que aquel atentado le arrebató a su hijo Daniel. Esa letra es una de las 45 que recoge el libro Los personajes de mis coplas (Carintia Medio), en el que el comparsista repasa a los hombres y mujeres que le han inspirado para crear en el carnaval de Cádiz.

Antonio Martín es uno de los clásicos de la fiesta gaditana. Lleva 40 años escribiendo coplas. En este libro, coescrito por el comparsista y José Antonio Ledesma y prologado por Francisco Muñoz, ensalza el valor de sus musas. "Mis letras no existirían si no fuera por que existen las historias de los otros", reconoce el autor. Historias como las de Camarón, Rocío Jurado, Carlos Cano, Curro Romero o Antonio Burgos. Relatos vitales como el de Pilar Manjón.

Hace unos meses, desde Cádiz, Antonio Martín llamó a Madrid por teléfono a Pilar Manjón. "Soy un autor de Carnaval de Cádiz. Te he escrito una letra y quería recogerla en un libro", le dijo. No le hizo falta dar más explicaciones porque Pilar Manjón ya conocía al comparsista de sobra y también esa dedicatoria en forma de pasodoble. La pasión carnavalesca la cultivó a través de su hijo Daniel. Cuando era pequeño, un médico le recomendó pasar largas temporadas en un sitio rico en yodo y oxígeno. Un amigo le aconsejó: "Para yodo, el de la Bahía de Cádiz. Y para oxígeno, el de Las Canteras", una zona verde a las afueras de Puerto Real. Así Daniel conoció Cádiz. Así Daniel tuvo acceso al carnaval. Cada febrero seguía el concurso de agrupaciones. Sus amigos de Puerto Real le enviaban las cintas con las mejores coplas y él se las aprendía en Madrid.

Casi un año después de aquel 11 de marzo, Pilar recibió otra cinta. Y en esa cinta una letra dedicada a ella. El pasodoble que la comparsa El Revuelo, de Antonio Martín, le dedicó en los carnavales de 2005. Una reivindicación de su entereza como madre frente a la hipocresía política.

Manjón no dudó a la hora de acudir ayer a Cádiz para asistir a la presentación del libro. También estuvieron Curro Romero y Antonio Burgos, protagonistas de las letras de Antonio Martín. El próximo 2 de diciembre Los personajes de mis coplas se presentará en Córdoba, donde se prevé la presencia de Irene Villa, otra víctima del terrorismo, otra musa del comparsista.

Pilar Manjón alimenta la memoria de su copla repasándola en el CD. Se la canta a Antonio Martín, quien con 40 carnavales a sus espaldas ya no puede acordarse del detalle de todas sus letras. La tararea tras sacar los cascos del bolso. El bolso donde guarda la foto de su hijo Daniel, el que aprendió a querer el Carnaval de Cádiz mientras se aprovechaba del yodo y el oxígeno de Puerto Real.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS