Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agencias de noticias del Mediterráneo reivindican la libertad de expresión

Barcelona acoge un debate sobre el papel de los medios en el diálogo intercultural

Los medios de comunicación y las agencias de noticias de algunos países del Mediterráneo, como Siria y Libia, todavía reciben presiones de sus respectivos gobiernos a la hora de informar. Ésta es una de las conclusiones a las que se llegó en el debate sobre medios de comunicación y diálogo intercultural, organizado por la agencia Efe y el Instituto Europeo del Mediterráneo, que se celebró ayer en Barcelona con la participación de la periodista italiana Giuliana Sgrena.

Ibrahim Nawar, presidente de Arab Press Freedom Watch, señaló durante el debate que en muchos países árabes del Mediterráneo la situación es poco esperanzadora porque los medios de comunicación todavía sufren la presión de sus gobiernos y aún se encarcela a periodistas por ejercer la libertad de expresión. En el acto participaron los responsables de varias agencias de noticias de la región que hoy se reúnen en la asamblea general de la Alianza Mediterránea de Agencias de Noticias (AMAN), cuyo objetivo es facilitar el intercambio de información y la cooperación entre la veintena de miembros que la componen.

Otra de las ponentes fue la periodista italiana de Il Manifesto Giuliana Sgrena, que estuvo secuestrada durante un mes a principios de 2005 mientras cubría la ocupación de Irak. Sgrena afirmó que, en su opinión, los reporteros no pueden hacer una información independiente en guerras como la de Irak porque tienen vedado el acceso a lo que sucede y únicamente reciben los datos que suministran las fuentes oficiales. "Los periodistas solamente pueden quedarse encerrados en un hotel o salir al exterior junto a las tropas", aseguró la periodista, que considera que la información es una víctima más de esta guerra.

Sgrena subrayó lo paradójico que resulta que en un momento en el que las empresas editoras disponen de tantos recursos técnicos, no sea posible hacer una "información libre". Por otra parte, considera que los medios todavía ofrecen una visión demasiado superficial de los conflictos bélicos y que abusan de los estereotipos. A pesar de su pesimismo, confía en que continúen contribuyendo al diálogo entre las dos riberas del Mediterráneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006