Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

"La huelga va en serio, y voy a seguir hasta el final"

El etarra Iñaki de Juana Chaos remitió el pasado martes un escrito al director de la cárcel de Aranjuez (Madrid) en el que afirma que la huelga de hambre que ha reiniciado tras su condena a 12,5 años de cárcel "va en serio" y piensa llevarla "hasta el final". En su misiva, una instancia escrita a mano y con cuatro párrafos, el recluso reclama "aislamiento total", para que no quepa duda de que pueda alimentarse subrepticiamente. Durante el anterior ayuno, un funcionario anónimo declaró que De Juana había comido miel, pan de molde y jamón york que otro etarra le llevaba a la celda, pese a que tres equipos médicos, con nombres y apellidos, dijeron que podía morir a causa de la huelga.

De Juana, condenado por amenazas terroristas por dos artículos publicados en el diario Gara, dice textualmente en los dos párrafos principales de su misiva, según fuentes conocedoras de su contenido: "Quiero aislamiento total, porque no quiero ver a nadie ni recibir visitas, para que luego no digan que me alimento de jamón york, pan Bimbo y miel. Tampoco quiero atención médica. La huelga va en serio y voy a seguir hasta el final".

La instancia comienza recordando su huelga de hambre de 63 días, desde el 7 de agosto hasta el 8 de octubre, que llevó a los médicos de la prisión de Botafuegos (Algeciras, Cádiz) a enviarle al hospital Punta Europa de dicha localidad y, de allí, al Doce de Octubre, en Madrid, ante el riesgo que corría su vida. De Juana fue alimentado forzosamente hasta que, de forma voluntaria, tras casi 17 días de ser alimentado con suero rico en potasio por medio de una sonda nasogástrica (los médicos temieron por su vida y que sufriera un infarto), decidió abandonar el ayuno.

Tras ser sometido a una dieta blanda durante 19 días (empezó con 500 calorías, luego se elevó a 1.000 y así sucesivamente por orden de los médicos del Doce de Octubre), De Juana fue visto con aspecto saludable en el juicio por amenazas terroristas el pasado 27 de octubre. Tras conocer su condena, decidió volver a la huelga de hambre "hasta el final".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de noviembre de 2006