Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tromba de agua vuelve a causar cortes de carreteras e inundaciones en Huelva

El temporal deja sin luz a 20.000 abonados y provoca incidentes en Jaén y Granada

Una fuerte tromba de agua caída en la mañana de ayer en Huelva capital y parte de la franja costera de la provincia provocó cortes de carreteras, inundaciones en viviendas y apagones de luz. Cinco personas tuvieron que refugiarse en los tejados de un inmueble de Cartaya al entrar agua en su edificio, informó la Delegación del Gobierno. Además, la caída de un rayo en la línea de alta tensión Onuba-Romeralejos dejó sin luz a 20.000 clientes. La mitada de ellos recuperó el suministro en 25 minuso. Protección Civil estableció la alerta naranja, prevista para riesgos importantes.

Las cinco personas que se refugiaron en la azotea del edificio de Cartaya pudieron bajar por sus propios medios. El alcalde de Cartaya, Juan Antonio Millán, recordó que no es la primera vez que este suceso se produce en el mismo inmueble. Según dijo, la casa "se encuentra en un punto bajo del terreno, cerca de un arroyo que suele desbordarse cuando llueve torrencialmente". La Delegación del Gobierno registró también inundaciones en algunas calles y bajos de Ayamonte e Isla Cristina.

Las lluvias provocaron el corte de carreteras en Cartaya, Isla Cristina y San Bartolomé de la Torre por inundaciones, informó la oficina de Tráfico de la Guardia Civil. Además, presentaron problemas la A-461 entre los kilómetros seis y siete, en la localidad de Zufre; la A-49 entre los kilómetros 32 y 133; y la N-433 entre los kilómetros 61 y 152, a la altura de Aracena. Todas las carreteras recuperaron la normalidad hacía las 17.30, cuando se reabrió el último punto problemático de la provincia, en la carretera de Poza del Camino.

La capital sufrió apagones de luz que afectaron a más de de 20.000 clientes. Según informó Sevillana Endesa en un comunicado, a los diez minutos de la avería se consiguió recuperar el servicio de más del 50% de los clientes afectados, mientras que a los 25 minutos se había recuperado el 90% y, a los 40 minutos, el 100%. También en Lepe, unos 280 clientes de se vieron afectados por un corte en el suministro eléctrico debido a un fusible fundido de una línea de baja tensión. La red logró reponerse a las 13.19.

La situación meteorológica adversa provocó que Protección Civil declarase la alerta naranja en la provincia por la posibilidad de fuertes precipitaciones en Huelva, de hasta 40 litros por metro cuadrado en una hora. Protección Civil también recordó que ante fenómenos adversos semejantes, se circulase por carreteras de primer orden, se pospusiesen viajes salvo en casos de necesidad, y se evitase el cruzar a pie o en coche vías de agua.

La lluvia caída sobre la capital jiennense a partir de las 15.00 y hasta pasadas las 16.30 también causó inundaciones. Los bomberos tuvieron que realizar más de una treintena de salidas. La mayoría de ellas ha estado ocasionada por la inundación de bajos y aparcamientos donde el agua alcanzó una altura de hasta dos metros.

Las mismas incidencias de inundaciones de sótanos y caídas de árboles se registraron en la mayoría de municipios del área metropolitana de Granada, según los bomberos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de noviembre de 2006