Reportaje:Una nueva cara para Madrid

"Soy un técnico sin vocación política"

Sebastián ha definido en los últimos años su posición en cuestiones como la vivienda, la inmigración y los impuestos

Director de Estudios del BBVA, coordinador del programa electoral de José Luis Rodríguez Zapatero y candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid. Ésa es la trayectoria profesional más conocida de Miguel Sebastián, y éstas son sus opiniones sobre algunas cuestiones de la cosa pública en los últimos años.

- El liberalismo está en el PSOE. 17 de julio de 2006, intervención en el curso Una visión liberal de España y del mundo en San Lorenzo de El Escorial. El liberalismo, dice Sebastián, se encuentra mucho más en el PSOE que en el PP. El liberalismo social: "Respeto de los poderes públicos hacia la conducta privada de los ciudadanos"; y el económico: "Cumplir el papel de mantener libre la competencia". En una entrevista con EL PAÍS el 21 de septiembre de 2003, apunta: "Soy defensor de esa idea de los demócratas estadounidenses de Estado dinamizador frente a Estado del bienestar o asegurador".

Más información
"Sé quién va a ser el alcalde: un tipo único"

- Descentralizar el Estado. La misma conferencia en San Lorenzo: frente a "los liberales españoles que se resisten a la cesión de la soberanía por parte del Estado central a las comunidades autónomas", Sebastián sostiene que "el liberalismo también debe ser el soporte ideológico de un Estado descentralizado". También se declara partidario de seguir descentralizando gasto "siempre que vaya acompañado de corresponsabilidad fiscal".

- Inmigrantes: sí, pero con orden. "La inmigración es necesaria, y lo va a seguir siendo para el desarrollo de este país. Pero tenemos que ordenar los flujos de entrada y en esto no podemos ser una ONG mundial" (septiembre de 2003).

- No a las ayudas a la compra de vivienda. "¿Qué tiene de malo que suban los precios de la vivienda? En principio, parece que nada, pues se trata de un aumento de riqueza generalizado, dado que un 85% de la vivienda en España es en propiedad. Pero el endeudamiento ha alcanzado tal nivel que una caída de los precios podría afectar negativamente a la estabilidad del sistema financiero. ¿Qué se puede hacer? Evitar estímulos adicionales a la demanda, como las ayudas a la compra de vivienda, frecuentes en las campañas electorales. [...] Y estimular la oferta de alquiler".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

(Artículo de opinión publicado en EL PAÍS el 22 de junio de 2003). "El mayor error en política económica del Gobierno del PP" fue mantener las deducciones por la compra de vivienda en la declaración de la renta, afirmó en una conferencia ante empresarios en junio de 2004.

- Para garantizar las pensiones, retrasar la edad de jubilación. En agosto de 1999, el entonces director de Estudios del BBVA muestra su convicción de que en el futuro "se planteará un problema de déficit en la Seguridad Social". Propone varias medidas: aumentar el cupo anual de inmigrantes, retrasar la edad de jubilación, aumentar el cómputo de años para cobrar la pensión y desincentivar las jubilaciones anticipadas. En la entrevista de septiembre de 2003 abunda en esa opción: "Hay que acabar con la cultura de la prejubilación, que es un despilfarro".

- Barcelona y Madrid, complementarias. En una conferencia en Barcelona en junio de 2004, Sebastián se muestra partidario de trasladar la sede de algunos organismos estatales a la capital catalana. E insta a superar la histórica rivalidad entre dos ciudades que considera complementarias: Madrid -que puede aspirar a ser "la sede de Latinoamérica en España"- y Barcelona -que debe convertirse en "la sede del Mediterráneo en Europa"-.

- Impuestos: ni bajar ni subir. En la entrevista con EL PAÍS, el ya coordinador del programa electoral del PSOE -y partidario declarado de la propuesta de tipo único para el IRPF, luego aparcada- aseguró que si su partido ganaba las elecciones generales no subiría los impuestos. Matizó que tampoco contemplaba bajarlos. Y añadió: "Ambicionamos una revisión profunda. Si hace falta, con impuestos que graven los excesos de consumo o que ayuden a respetar el medio ambiente [...]. También vamos a reconsiderar las desgravaciones".

- Déficit cero, pero con matices. En esa misma entrevista, Sebastián se mostró partidario del déficit cero, pero no exigible año a año, sino "a lo largo de un ciclo". "Creemos en la estabilidad plurianual. Fijarlo como objetivo año a año es una aberración económica".

- Contra las obras que se hacen "por interés político". "No tiene sentido esa política de agotar el presupuesto. Es necesario evaluar la eficiencia del gasto público y revisar la oportunidad de algunas infraestructuras que responden más al interés político que al objetivo de servicio para los ciudadanos". (Entrevista en septiembre de 2003).

- "Soy un técnico sin vocación política". Así se definía Miguel Sebastián en este diario hace tres años, un mes y ocho días.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS