Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá rectifica y busca otra ubicación a la iglesia proyectada sobre un parque

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia se comprometió ayer a negociar con el arzobispado el cambio de ubicación del templo proyectado en un parque infantil de la plaza ajardinada Mestre Vicent Ballester Fandos. La decisión de los populares estuvo motivada por la moción que los partidos de la oposición, PSPV y EU-l'Entesa, presentaron en la sesión plenaria y la intervención que protagonizó uno de los vecinos de la zona para impedir la destrucción del parque. La parcela afectada, grafiada como servicio público en el plan general de la ciudad y de titularidad municipal, fue uno de los seis solares que el consistorio valenciano permutó con el arzobispado a cambio de la plaza de la Almoina en 2000. Los residentes cuentan con este espacio verde desde hace más de 20 años y a finales de la década de los 90 rechazaron una propuesta municipal para construir un centro cívico e impedir la destrucción del parque.

La alarma se disparó el pasado día 17 cuando los vecinos presenciaron las obras de vallado de la zona y descubrieron que el arzobispado pretendía construir un templo en el lugar.

Los afectados, organizados en torno a la Plataforma Vecinal Ciudad de la Ciencia, mantienen su intención de reunirse con los representantes de la Iglesia y seguirán con las movilizaciones.

"Existen dos solares en un radio de 200 metros y que actualmente se utilizan como aparcamientos donde podría ubicarse el templo", declaró el concejal socialista Matías Alonso. Además, el edil recordó que "lo que no falta en el barrio" son iglesias, ya que hay al menos 5 templos en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 2006