Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital de Vall d'Hebron contará con un centro de investigación contra el cáncer

La nueva fundación oncológica abrirá en 2009 y empleará a 370 investigadores

Prevención, diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer. Éstos son los tres objetivos del nuevo centro de investigación especializado en oncología del hospital de Vall d'Hebron de Barcelona. Abrirá sus puertas en 2009 y contará con 370 investigadores. Una de las particularidades del proyecto es que buena parte de su financiación ha sido aportada por donaciones privada. Este mecenazgo asumirá casi la totalidad del coste de construcción de un edificio situado en el recinto hospitalario de Vall d'Hebron y también la mitad del coste de explotación anual.

El proyecto pretende aplicar en Vall d'Hebron el modelo de funcionamiento de los hospitales de Estados Unidos, donde la investigación básica que se hace en laboratorio está situada en los propios centros asistenciales, en contacto permanente con la práctica clínica. El director de este instituto de investigación y jefe del servicio de Oncología de Vall d'Hebron, Josep Baselga, aseguró que "no tiene sentido" que todos estos equipamientos se emplacen en edificios diferentes. "Todos compartimos un mismo objetivo: curar y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Para lograrlo, hay que potenciar los intercambios entre profesionales de diferentes especialidades médicas", explicó.

Otra de las características del modelo estadounidense que se observan en este proyecto es la importancia de las aportaciones de particulares sin ánimo de lucro en la financiación del proyecto. Concretamente, la aportación de los donantes permitirá cubrir la práctica totalidad del coste de construcción del edificio, que se situará entre 29,8 y 38,7 millones de euros. Además asumirán la mitad del coste de mantenimiento: entre 5 y 7,5 millones de euros anuales.

"El mecenazgo privado es síntoma de la muy buena salud que tiene la investigación biomédica de los hospitales públicos", aseguró la consejera de Salud, Marina Geli, quien destacó que las aportaciones privadas serán clave para el sector porque permitirán situar la investigación biomédica en Cataluña "entre las primeras de la clasificación mundial". "Para los hospitales, cada vez son más importantes las estrategias destinadas a recaudar fondos para sus proyectos de investigación", indicó el director del Instituto Catalán de la Salud, Raimon Belenes.

Referencia a nivel europeo

La unidad de investigación oncológica de Vall d'Hebron se creó hace una década y durante este tiempo se ha convertido en uno de los tres centros especializados en cáncer más importantes de Europa.

En junio de 2007 empezarán las obras para construir la nueva sede del Instituto de Investigación Oncológica del hospital de Vall d'Hebron. La superficie total del edificio será de unos 17.000 metros cuadrados y sus promotores prevén que las obras acaben en octubre de 2008 y que entre en servicio en enero de 2009. En las nuevas dependencias podrán trabajar hasta 370 investigadores, es decir, cinco veces más de los que trabajan actualmente en el Instituto de Investigación Oncológica. Dentro de tres años, el centro se encontrará al 80% de su capacidad, según indicó Baselga. Para ello, se tendrá que contratar a un buen número de investigadores en poco tiempo. Una parte de ellos serán científicos formados en las universidades catalanas que se han visto obligados a desplazarse a otros países para encontrar un puesto de trabajo acorde con su formación.

Otro de los propósitos del proyecto es "atraer investigadores de primer nivel de Europa y Estados Unidos, que trabajarán a tiempo completo". "Competiremos con cualquier tipo de universidad", aseguró Josep Baselga.

El nuevo centro pretende lograr, según Baselga, que los avances que se alcanzan en los laboratorios "se apliquen inmediatamente en el tratamiento de los pacientes". La búsqueda de nuevos fármacos contra las enfermedades oncológicas es uno de los ámbitos de investigación que serán prioritarios. Concretamente, Baselga destacó la importancia de desarrollar dianas terapéuticas, es decir, fármacos específicamente dirigidos a alguna de las alteraciones que se producen a nivel molecular en el desarrollo de un cáncer. El proyecto prevé crear una unidad especializada en cáncer de mama. Según precisó el gerente del hospital, José Luis de Sancho, ésta se pondrá en funcionamiento el próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de octubre de 2006