El presidente socialista de Bulgaria se enfrentará en la segunda vuelta al candidato de la ultraderecha

El actual presidente de Bulgaria, Georgi Parvanov, expresó ayer su confianza en vencer en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el próximo domingo, en la que competirá con el ultraderechista Volen Siderov. Según los sondeos a pie de urna, en la primera vuelta celebrada ayer, Parvanov, candidato socialista, obtuvo en torno al 60% de los votos, mientras que Siderov, líder del ultraderechista partido Ataka, alcanzó alrededor del 20%.

"Cuando tienes tal resultado y tal correlación, no hay nada de que preocuparse", declaró Parvanov a la prensa, al tiempo que calificó dichos resultados de "convincentes". La alta abstención registrada, sólo participó en torno al 40% de los electores, eliminó las esperanzas de Parvanov de evitar una segunda vuelta el 29 de octubre, ya que la ley electoral exige un mínimo del 50% de participación para ganar en la primera ronda.

El candidato por cinco partidos de la fragmentada derecha, Nedelcho Beronov, consiguió alrededor del 11% del voto, según los sondeos a pie de urna, por lo que queda fuera de la segunda vuelta.

Según el sociólogo Kolio Kolev, los resultados alcanzados por Parvanov y Siderov se deben en gran medida a la renuncia de la derecha a participar activamente en estas elecciones.

Los resultados de las elecciones indican, en opinión del politólogo Evgeni Dainov, un seísmo en el sistema político de Bulgaria, que entrará en enero en la UE, con epicentro a la derecha del espectro político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50