La campaña electoral en Cataluña

Concentración en Martorell tras el incidente con Acebes y Piqué

El PP denuncia los daños a uno de sus autobuses en Tarragona

Gloria Ayuso|Agencias
Martorell / Barcelona - 18 oct 2006 - 22:00 UTC

Unas 150 personas participaron ayer en una concentración convocada a través de Internet frente al Ayuntamiento de Martorell bajo el lema Por la verdad y la libertad de expresión. Los asistentes, que aseguraron que acudían a título individual, se mostraron "indignados por las declaraciones de los políticos catalanes que han descalificado a las personas que se manifestaron" el pasado día 10 delante del centro cultural del municipio, donde el PP celebró un mitin al que asistió su secretario general, Ángel Acebes. En este acto, tanto Acebes como el líder del PP catalán, Josep Piqué, resultaron agredidos.

Los personas movilizadas ayer, sin embargo, denunciaron haberse sentido víctimas de la manipulación mediática. De acuerdo con un manifiesto que se repartió ayer y se leyó al término de la concentración, "el ánimo de la gente concentrada [el día 10] era pacífico. Se protestaba con cazuelas y silbidos contra los dirigentes de un partido que políticamente y con sus declaraciones agrede constantemente a la población". El documento subraya que "se ejercía el derecho de libre expresión", a la vez que afirma que la Guardia Civil actuó "de forma desmesurada".

El PSC se sumó al acto, que coincidió con la celebración del pleno municipal del Ayuntamiento, en el que el grupo municipal del PP presentó una moción de urgencia en la que solicitó la dimisión del concejal socialista de Promoción Económica, Toni Mantis, que estuvo presente en la manifestación contra el PP; mientras que el PSC pidió en otra moción el cese del popular Xavier García Albiol.

El PP también denunció ayer a la policía los daños causados a su autobús electoral en Tarragona, que apareció con los cristales rotos y pintadas que decían: "Feixistes, foteu el camp" (fascistas, largaos) y "no sou catalans" (no sois catalanes). El PP de Tarragona reclamó la condena de todos los partidos y pidió "sentido común y serenidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50