Reportaje:

Vallecas en la élite

El Ecobulevar del distrito se codea con proyectos internacionales de arquitectura singular

El primer congreso internacional de arquitectura Construtec, dedicado a las "arquitecturas límite" y celebrado recientemente en el Ifema de Madrid planteó las situaciones extremas de una serie de proyectos singulares, en el límite de su construcción, dimensiones, normas o programas. "Es una arquitectura de riesgo y ambiciosa, que abre caminos para los próximos años", afirma Sergio de Miguel, arquitecto y comisario del encuentro.

Cinco edificios ejemplifican este concepto, que propone localizar "nuevos lugares de tensión": el Ecobulevar del Ensanche de Vallecas, del colectivo Ecosistemaurbano; el centro de natación de los Juegos Olímpicos de Pekín, de PTW Arquitectos; una leprosería en India, de Jan Olav Jensen; un museo de ciencias naturales en Japón, de Tezuka Arquitectos, y las viviendas en Brasil de Angelo Bucci.

Los edificios se presentan con la personalidad de situarse en los límites (www.arquitecturaslimite.es) para destacar su singularidad, los espacios creados, la construcción o el uso de los ciudadanos. En el congreso no se ha visto a Norman Foster pilotando su avión, pero sí la imagen del matrimonio Tezuka en un doscaballos. Sergio de Miguel ha utilizado el marco de la feria de la construcción y el nuevo Código Técnico de la Edificación para presentar "otro modo de entender la arquitectura, con cinco ejemplos extremos, donde destacan los objetos y no los sujetos, situados en geografías diferentes para establecer nuevas fronteras".

Un proyecto como "experiencia vital", una leprosería en India, realizado por el pequeño estudio de Jan Olav Jensen (que obtuvo en 1998 un premio Aja Kahn) comparte el interés con el estudio australiano PTW, que desarrolla grandes proyectos en distintos lugares del mundo. El acero cortén que soporta la nieve en el museo de ciencias naturales que ha ideado Tezuka forma espacios que comparten objetivos con el hormigón visto, acero y cristal de las viviendas de Angelo Bucci, la esencia de sostenibilidad del Ecobulevar de Vallecas, plantado por Ecosistemaurbano (www.ecosistemaurbano.com), y las burbujas informatizadas por PTW para los muros del centro de natación olímpico de Pekín.

Nuevos artefactos urbanos

En todos los edificios destacan los nuevos artefactos urbanos con las tecnologías, materiales y aportaciones ciudadanas. Así, los proyectos y acciones urbanas de Ecosistemaurbano tienen en cuenta el tiempo, la energía y el presupuesto, al entender la ciudad como "soporte de la actividad humana", según explicaron Belinda Tato, Diego García Setién y José Luis Vallejo, miembros del equipo.

Estos arquitectos con base en Madrid han proyectado viviendas en un antiguo estercolero de Eslovenia, han practicado acupuntura urbana en los solares de Filadelfia, han intentado realizar la Playa de la Luna, en un espacio degradado a espaldas de la Gran Vía, y han logrado construir un parque en cinco días con 400 euros en medio de un aparcamiento de Alcalá de Henares.

Para el Ensanche de Vallecas, entre la soledad de las viviendas, han colocado tres árboles artificiales (uno ya construido, el del aire, y los otros dos, el lúdico y el mediático, a final de año) como un nuevo mobiliario urbano a la espera de que crezcan los árboles reales. Estas torres de viento, con estructura de chimeneas perimetrales, con paredes vegetales y textiles, forman geometrías circulares para explorar la sostenibilidad social y económica, pabellones como reciclaje urbano basados en las tecnologías de las industrias agropecuarias, vigiladas por un jardinero y un fontanero.

Los proyectos de Tezuka incorporan elementos de la vida cotidiana, como sus casas en el tejado y el pabellón de natación de Pekín 2008, en construcción. Éste consiste en un bloque cuadrado, con la imagen de un cubo de agua a partir de imágenes de burbujas que forman estructuras en el exterior y el interior, con un tratamiento sólo posible con la actual potencia informática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de octubre de 2006.