Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Basso, 'inocente' de momento

El CONI archiva el caso del ciclista al no poder utilizar los documentos de la Operación Puerto

"Ahora soy una persona libre, no tengo nada de lo que avergonzarme". No son palabras pronunciadas por un recién salido de la cárcel sino por el ciclista italiano Ivan Basso, suspendido la víspera del pasado Tour por su supuesta implicación en la trama de dopaje presuntamente diseñada por el médico Eufemiano Fuentes. Han sido 105 días fuera de competición, como relató ayer el ciclista, de 28 años, en una entrevista a La Gazzetta dello Sport. Basso habló justo el día después de que la Fiscalía Antidopaje del Comité Olímpico Italiano (CONI) solicitara archivar el caso de su supuesta implicación en la Operación Puerto, la trama de dopaje investigada por la Guardia Civil.

"En los límites concedidos por las disposiciones internacionales, y del reglamento antidopaje de la UCI, se ha decidido proponer al órgano competente de la justicia deportiva de la Federación Italiana de Ciclismo archivar los actos que atañen al señor Ivan Basso", decía la nota del CONI. Éste, sin embargo, en ningún momento declara inocente a Basso. La decisión de archivar el caso, de hecho, es temporal. El Comité Olímpico Italiano lo ha decidido así porque no puede utilizar los papeles que tiene en sus manos. Se lo ha pedido el juez español que investiga la Operación Puerto argumentando que "sólo valen para un juicio penal". Por ese motivo, el CONI especifica en su nota que "se reserva poder volver a retomar el caso si surgieran en el futuro otros elementos suficientes de prueba que puedan justificar la apertura del procedimiento disciplinario". Sin embargo, para Giovanni Lombardi, representante de Ivan Basso, eso es "una interpretación". "Basso es inocente, porque el CONI ha archivado el caso con todos los documentos que tenía en sus manos", declaró a este periódico. "Siempre se busca complicar las cosas cuando en realidad son muy simples. El fiscal del CONI hubiera podido ahorrarse la nota, porque siempre que hay nuevas pruebas se reabre un caso... hay que ver si las habrá", explicó.

El corredor de CSC -equipo con el que tiene contrato hasta 2008- podría incluso haber vuelto a la competición este mismo fin de semana, en el Giro de Lombardía. Eso pensaba Basso, por lo menos antes de reunirse con el director deportivo del equipo, Bjarne Riis. En los últimos tres meses se encontraron un par de veces en distintos aeropuertos europeos y mantuvieron alguna "breve conversación telefónica". El otro día, en Suiza -donde vive Riis- tuvieron un cara a cara de más de tres horas. "No, no voy a correr. Me hubiera encantado pero Bjarne me ha dicho que sería mejor que no hiciera el Giro de Lombardia", resumió Basso en La Gazzetta dello Sport.

El corredor, que estuvo entrenándose por su cuenta estos últimos tres meses, no estará en la salida de la última cita oficial de la temporada. "Como todavía no queda claro lo que va a pasar en 2007, tendría poco sentido que corrieras esta última prueba de la temporada con CSC", fue la explicación que Riis dio a Basso. El director deportivo había pedido al ciclista italiano hace mes y medio que se sometiera a una prueba de ADN para "aclararlo todo". "Hay leyes y pasos que deben ser respetados, lo explicaré todo cuando salgan los motivos de la sentencia", apuntó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2006