Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Corea del Norte desafía al mundo

El ex presidente surcoreano impulsor de la reunificación critica la política de Bush

El ex presidente de Corea del Sur Kim Dae-Jung, artífice de la política de reconciliación con Corea del Norte conocida como Sunshine (Luz del sol) y premio Nobel de la Paz en 2000, culpó ayer al presidente Bush de la evolución de los acontecimientos, que desembocaron en la prueba atómica norcoreana el lunes pasado.

"La prueba nuclear realizada por Corea del Norte demuestra que la política de EE UU hacia el Norte ha sido errónea. Ahora, Estados Unidos no debe pretender un cambio de régimen, sino que debe comprometerse a un trato de dar y tomar", dijo, en un discurso en la ciudad de Gwangju.

Kim dijo que desde que se produjeron los primeros choques por el programa nuclear norcoreano a principios de los noventa, Seúl ha sido partidario de la negociación, y la Administración del anterior presidente de EE UU, Bill Clinton, estuvo de acuerdo. Todo se vino abajo con la llegada de Bush, "que rechazó el trato, y el resultado es el fracaso actual", afirmó.

El Gobierno surcoreano pidió ayer al Consejo de Seguridad que envíe una señal "clara y firme" a Pyongyang. El primer ministro, Han Myeong-Sook, aseguró que Seúl participará si se producen sanciones; pero se guardó mucho de decir si tomaría parte en la inspección de todos los barcos que entran y salen de Corea del Norte en busca de armamento y otros productos militares; una de las medidas que están en estudio.

Mientras tanto, Seúl ha decidido prepararse. El ministro de Defensa, Yoon Kwang-Ung, dijo al Parlamento que el país "mejorará y ampliará el número de armas convencionales, sin que se viole el principio de desnuclearización , en caso de que Corea del Norte tenga realmente capacidad nuclear".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de octubre de 2006