Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reforma del Estatuto de Andalucía

El PSOE rectifica sus enmiendas al título de financiación para atraerse a populares e IU

El Partido Andalucista da su apoyo por primera vez a una parte básica del Estatuto

El grupo socialista rectificó ayer sus enmiendas presentadas al título de Economía, Empleo y Hacienda, donde se recogen los principios de financiación de la comunidad en el nuevo Estatuto andaluz. A través de transaccionales conjuntas con IU, los socialistas retomaron el texto del Parlamento de Andalucía, si bien se puntualizan algunos aspectos, como la participación en la planificación de las inversiones estatales, que figurará como una de las funciones de la Comisión Mixta Junta-Estado de asuntos económicos. El PP dio su apoyo a la mayoría de las propuestas a este apartado.

El acuerdo a tres bandas entre PSOE, PP e Izquierda Unida se va fraguando poco a poco, pero aún no se puede dar por hecho. Ayer se dio un paso importante, a juicio de todos ellos, en esa dirección cuando se debatió todo lo referido a la financiación de la comunidad. La principal novedad fue que el Partido Andalucista, que en las reuniones anteriores esgrimió la bandera del no, ayer se sumó a gran número de acuerdos, aunque su portavoz, Pilar González, quiso mostrarse cauta acerca de un acercamiento al conjunto de la proposición de reforma.

Para lograr atraerse a PP e IU, los socialistas enmendaron sus propias enmiendas y retomaron lo sustancial del texto aprobado por el Parlamento de Andalucía. El cambio de posición del PSOE se produjo después de que la noche anterior y durante toda la mañana de ayer hubiera un intenso intercambio de propuestas entre su grupo parlamentario y técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda. En ese toma y daca fue fundamental la presión que ejerció la portavoz de IU, Concha Caballero, según reconocieron los propios negociadores socialistas.

El principal escollo estuvo en el artículo 172 del nuevo Estatuto, donde se detallan los principios generales de la financiación. Con una redacción distinta a la aprobada por la Cámara autonómica, pero manteniendo lo sustancial, el texto acordado recoge el criterio de la nivelación de servicios básicos (al que se oponían el ministerio); fija que la financiación atenderá a la población real y efectiva "determinada de acuerdo con la normativa estatal"; y establece la garantía de financiación de los servicios de educación, sanidad y otros servicios sociales esenciales, "siempre que se lleva a cabo, un esfuerzo fiscal similar expresado en términos de la normativa y de acuerdo con el artículo 31 de la Constitución", que establece el principio de solidaridad. La alusión al "esfuerzo fiscal", impuesto por Economía para homogeneizar la terminología de los diferentes Estatutos, no gustaba a nadie, ya que se podía interpretar que se refería a la recaudación global territorial de la comunidad.

Tanto Alfonso Perales como Concha Caballero afirmaron que la redacción pactada y la cita a la Constitución "significa lisa y llanamente que si los andaluces pagan los mismos impuestos tendrán los mismo derechos que cualquiera".

Otro de los asuntos acordados por los grupos es que se mantenga en el título la participación de la comunidad en el Fondo de Compensación Interterritorial. Con una redacción menos imperativa, pero que celebraron tanto Partido Popular como Izquierda Unida, quedó fijado entre los cometidos de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos Estado-Junta la de "estudiar y revisar las inversiones que el Estado" realizará en Andalucía.

¿Por qué el PSOE presentó estas enmiendas para corregirlas después? La pregunta se la hizo Pilar González a los socialistas durante la ponencia. La respuesta tanto del portavoz socialista, Manuel Gracia, como de Perales, fue casi idéntica: "No se nos ocurrió antes", dijeron, ya que en la marcha atrás del PSOE se han hallado redacciones que han contentado a todos, en mayor o menor grado.

La principal novedad de la sesión de ayer fue el apoyo del Partido Andalucista a un bloque de enmiendas. Ese apoyo lo interpretaron los socialistas como que "hay una puerta abierta para la incorporación del PA" durante el debate en comisión. De las 29 votaciones habidas, PSOE, IU y PP votaron juntos 27.

La portavoz andalucista salió contenta de la reunión, pero señaló: "Ha habido una actitud más positiva hacia nosotros, lo digo con cautela".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2006