Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:A LA PARRILLA

Confesar sin culpa

Hace tres meses que está conviviendo por primera vez con su hija de 16 años. Después de una existencia bastante disipada, el padre descubre en ella su punto de equilibrio interno. Carlota es una chica centrada, alegre, inteligente y sincera. ¿Existe eso de la sinceridad entre padres e hijos adolescentes? El domingo, en Habitación 523 (La Sexta), Pablo Carbonell fue interrogado por su hija sobre la relación entre ambos a lo largo de los años en los que ella vivió en el extranjero con su madre y también sobre su situación actual: ¿le ha ayudado esta relación a dejar la bebida?, pregunta ella con toda tranquilidad.

El programa de Olga Viza hace de la entrevista una especie de caleidoscopio. Tras cada intervención, la imagen cambia. El invitado se instala en una habitación de hotel y va recibiendo la visita de seres cercanos. Cada uno tiene el encargo de preguntar por un tema en particular. No siempre ha funcionado. Con Carbonell se logró que cada visitante sacara a relucir aspectos bastante íntimos del actor. Incluso asuntos que uno mismo evitaría preguntarse. Lo visitaron un compañero de trabajo, su gran amigo y acompañante de juergas, su ex novia (fue a la única que no saludó con un ¡no me lo puedo creer! sino con un ¡glups!), y colegas como Diego El Cigala o María Barranco. La ex novia lo llegó a poner contra las cuerdas en algún momento, pero dejándole escapatoria. Una relación compleja, intensa, pero ya pacificada. Más que una entrevista fue una especie de confesión. Sin la molesta carga de culpa que acarrea el conocido sacramento. Ni el lloriqueo o las bajezas y traiciones de los realities. Simplemente una razonable dosis de sinceridad que permitió conocer mucho más en profundidad al entrevistado.

Lo curioso es ver cómo ahora que la televisión es el escaparate de la vida en el que casi todos se quieren ver expuestos, hasta las personas comunes se transforman en competentes entrevistadores. Olga Viza ha dado con la fórmula que hermana al amateur y al profesional en un programa de sorpresas y verdades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de octubre de 2006