_
_
_
_
_
Fútbol | Quinta jornada de Liga

Un ataque muy eficaz

Juan Morenilla

Después de encarar al Barcelona y al Roma, Quique Flores comenzó con el ciclo de rotaciones para dar descanso a sus jugadores. Curro Torres sustituyó a Miguel en el lateral derecho, David Navarro entró por Ayala en el eje de la zaga y Gavilán dejó a Vicente en el banquillo. Quienes no descansaron fueron Villa y Morientes. Entre ambos han marcado siete de los diez goles del Valencia en la Liga. Tres para Morientes, cuatro para Villa. Albiol, Vicente y Angulo se han repartido los otros tres.

Los dos delanteros conectaron en la jugada del primer tanto y Morientes celebró el gol llevándose el dedo gordo a la boca como si fuera un chupete para celebrar su reciente paternidad. Mestalla se puso en pie para despedirle en la segunda parte, como hizo después con Villa. El equipo ha agradecido la llegada del Moro y el ataque se ha rejuvenecido. En las cuatro primeras jornadas, el Valencia sumó 42 remates a puerta por los 30 del pasado curso en las mismas fecha. Es decir, un 40% más. La llegada de Joaquín y Morientes y las recuperaciones de Gavilán y Silva han refrescado el ataque, muy dependiente de Villa el pasado curso. El asturiano dio el pase del primer gol, marcó los otros dos y cayó cinco veces en fuera de juego.

El aumento de la producción ofensiva lo pagó el Nàstic. El equipo catalán se quedó sin entrenador al cuarto de hora por la expulsión de Luis César Sampedro por protestar el primer tanto valencianista. Sampedro vio el resto del encuentro en la grada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan Morenilla
Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_