Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una encuesta de los socialistas concluye que el PP pierde votos

El PSPV-PSOE presentó ayer una encuesta de intención de voto que constata "una tendencia a la baja del PP que se va sosteniendo en el tiempo", según explicó el responsable de Relaciones Institucionales del partido, el diputado Antoni Such. La muestra, elaborada a partir de 2.000 entrevistas telefónicas entre el 18 y 25 de septiembre, confirma la "bajada lenta, pero inexorable" del apoyo a los populares de sondeos anteriores, subrayó Such, al tiempo que refleja un aumento de votos para los socialistas respecto de los resultados de las elecciones autonómicas de 2003 en las tres provincias. La ganancia es mayor en Castellón y Alicante que en Valencia, lo que a juicio de los socialistas muestra que los casos de supuesta corrupción del PP hacen mella en el electorado.

La encuesta analiza dos escenarios: unas elecciones autonómicas en mayo de 2007 con una coalición entre EU-L'Entesa y el Bloc, y sin ella. Las Cortes valencianas cuentan en esta legislatura con 89 diputados, pero en la próxima, tras la reforma del Estatut, serán 99. Según el sondeo, con un acuerdo de EU-Bloc, el PP que lidera Francisco Camps perdería la mayoría absoluta en las Cortes, ya que los conservadores obtendrían entre 47 y 48 diputados, frente a los 42 a 44 del PSPV-PSOE y los 8 a 9 de la coalición. De presentarse por separado, los populares también podrían perder la mayoría absoluta o mantenerla por un escaño en una horquilla de entre 49 y 50, de acuerdo con los datos del PSPV-PSOE, que tendría entre 44 y 45 puestos, mientras que EU-L'Entesa alcanzaría cinco y el Bloc quedaría de nuevo fuera de las Cortes.

Proyecto mayoritario

Such explicó que la muestra incluye la opinión de los votantes de la formación nacionalista y de EU-L'Entesa, que apoyan un pacto electoral con un 80,2%, frente al 12,7% que lo rechaza. "Sería bueno que no se perdiera un solo voto de los que quieren el cambio" en la Generalitat, afirmó. Por su parte, el secretario de Organización, Vicent Sarrià, reiteró que los socialistas "aspiran a ganarle al PP" y ser el "proyecto mayoritario" para crear un gobierno estable encabezado por Joan Ignasi Pla.

En intención de voto válido, con la coalición los socialistas subirían cuatro puntos (hasta un 40,5%) en relación con los comicios de 2003, mientras que el PP perdería 1,3 puntos (quedaría en el 46,6%), y EU-Bloc reuniría el 8,6% de los sufragios. Sin el pacto, el PSPV-PSOE crecería un 2,9% y el PP bajaría un 1,8%.

Para Sarrià, los datos vienen "a constatar la pérdida imparable de apoyos del PP". Un desgaste del que los populares serían conscientes y explica, según los socialistas, que Camps haya adelantado "tremendamente la campaña electoral, lanzando promesas, la mayoría de ellas sin ninguna credibilidad".

El PP no tardó en contestar a la encuesta. El vicesecretario regional, Ricardo Costa, destacó que incluso los sondeos que el secretario general socialista, Joan Ignasi Pla, "cocina" para "darse ánimos" con vistas a su moción de censura, "dan la victoria al PP en 2007".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de octubre de 2006