Microsoft ubica en Manresa un centro para que las empresas ganen productividad

El proyecto tiene el apoyo de la Generalitat, el Ayuntamiento, Caixa Manresa y la Cámara

Microsoft ubicará en Manresa un centro de innovación en productividad, el primero de estas características de España, según sus promotores. Poner en marcha el centro requerirá una inversión de tres millones de euros en tres años, que aportarán a partes iguales Microsoft, el Gobierno catalán y un grupo de instituciones locales: el Ayuntamiento, Caixa Manresa, la Cámara de Comercio de la ciudad y el Centro Tecnológico de Manresa (CTM), cuyas instalaciones acogen el centro de manera provisional, hasta que se traslade a un futuro parque tecnológico.

Pese a que el vocablo innovación aparece en el nombre oficial del centro, la consejera delegada de Microsoft Ibérica, Rosa María García, puntualizó que ésta no se llevará a cabo en Manresa: donde se desarrolla es en Estados Unidos. "Manresa será un punto de encuentro, un polo de atracción de empresas innovadoras".

¿A qué se va a dedicar entonces? "A aportar soluciones específicas en las áreas de la productividad personal, movilidad y trabajos en entornos de colaboración", explica García. Esto es: reducir la pérdida de tiempo derivado de la búsqueda de información en el ordenador, por ejemplo, extender la mensajería electrónica -muy generalizada en el hogar- al ámbito corporativo o el acceso, otro caso, a los sistemas de formación desde cualquier dispositivo (telefóno móvil, ordenador personal, agenda electrónica, etcétera), en cualquier momento y desde cualquier lugar.

El ejemplo de la propia Microsoft es muy relevante. El gigante informático ha ahorrado 30 millones de dólares (25 millones de euros) en los últimos seis meses gracias al uso efectivo de este tipo de herramientas.

"La utilización efectiva del centro permitirá aumentar la productividad catalana en un 10% en los tres próximos años", pronosticó García.

La falta de productividad es una de las principales amenazas de la economía catalana, que aunque "es buena, empieza dar señales de fatiga", según García. Justo el diagnóstico que llevó al tripartito a impulsar el acuerdo estratégico de competitividad, una de cuyas 90 medidas es la creación de una red de centros tecnológicos que redunden en un aumento de la productividad, recordó ayer Jordi Valls, consejero de Trabajo e Industria de la Generalitat.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Valls, hasta hace cinco meses alcalde de Manresa y presidente de Localret (consorcio para el desarrollo de la red de telecomunicaciones en los municipios), aseguró que el centro "contribuirá a destacar Cataluña como país innovador en el ámbito internacional" y calificó de "clave" la respuesta de las instituciones locales en el proyecto.

El alcalde de Manresa, el socialista Josep Camprubí, alabó "lo que ya empieza a ser una tradición en la ciudad: la colaboración público-privada en los proyectos de futuro". El presidente de Caixa Manresa, Valentí Roqueta, también asistió al solemne y multitudinario acto.

Microsoft cuenta con otros cinco centros de características similares en España (Lleida, Huesca, Navarra, Santander y Valladolid), pero ninguno dedicado a la productividad. Cada uno de ellos emplea a una docena de ingenieros. El de Manresa, también.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS