_
_
_
_
Entrevista:JOSÉ ANTONIO MARTÍN-CARO | Fiscal jefe de Córdoba

"Mi filosofía es que tengo que impedir que haya utilización partidista de la Justicia"

Manuel Planelles

Cada vez que Francisco Garrido, portavoz en Andalucía de Los Verdes ha aparecido en los últimos meses por Córdoba lo ha hecho con un anuncio de denuncia bajo el brazo. Garrido ponía en la diana al Ayuntamiento de la ciudad y a su gestión del urbanismo. Pero no interponía denuncia alguna. El 13 de septiembre por fin presentó una en la Fiscalía. Se denunciaban supuestas irregularidades en la contratación de personal del área de Urbanismo. El fiscal jefe de Córdoba, José Antonio Martín-Caro (Yunquillos, Toledo, 1948) dijo que estudiaría "con todas las reservas" el caso porque se basaba en fuentes anónimas. Garrido respondió que la Fiscalía había actuado de manera "pasiva o inepta" ante las supuestas irregularidades urbanísticas.

"Los Verdes presenta la denuncia pero no asume su contenido, transmite un anónimo"
"Los fiscales no nos metemos en política. Creo que se equivocan de objetivo"

Pregunta. ¿Qué le parecen las críticas de Los Verdes?

Respuesta. Las críticas a mi persona las acepto. Mi puesto de trabajo lleva implícito tomar decisiones y soy consciente de que no van a satisfacer a todo el mundo. De antemano, acepto las críticas hacia mí. Lo que de verdad me parece injusto son las críticas que emitieron sobre el Poder Judicial y el resto de los fiscales, porque me parece que se maltrata injustamente a unos profesionales magníficos.

P. ¿Tiene visos de prosperar la denuncia de Los Verdes?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. La verdad es que me la tomo con muchas reservas y no porque lo diga yo, sino porque es la aplicación de la Ley. En un estado democrático, hay que tener mucho cuidado con las denuncias anónimas porque se pueden utilizar torticeramente. Las denuncias anónimas no hay que valorarlas tanto por lo que dicen sino por el peso de la documentación o pruebas que las acompañan. Por mucho que llamen a la sospecha o a la suspicacia, hay que tener mucho cuidado

según la aplicación del Estado de Derecho.

P. ¿La Fiscalía está estudiando en estos momentos esa denuncia de los Verdes?

R. En la Fiscalía se abrieron unas diligencias y no es cierto que se rechazara. La denuncia se está tramitando y estamos haciendo gestiones. ¿Cuál va a ser el resultado de esas gestiones? Pues yo no se lo voy a adelantar. Cuando terminen las gestiones ya se podrá hablar.

P. ¿Cree que Los Verdes podrían estar utilizando la Justicia de manera partidista para sacar un rédito político?

R. Yo prefiero no opinar sobre ese tema. Cada uno podrá pensar lo que quiera. Hay unos hechos y que cada uno saque sus conclusiones. Yo ya sabía que iban a presentar esa denuncia desde hacía muchísimo tiempo, porque llevaban anunciándolo desde hacía mucho. Pero la denuncia no la presentaban. Luego, ¿qué se pretendía al final? ¿Presentar la denuncia y buscar de verdad el sentido de aplicación de la Justicia o se buscaba el eco de la presentación de la denuncia? La respuesta que la busque cada uno.

P. Pero el razonamiento que hace conduce a que sólo buscaban el eco de la noticia...

R. La repuesta me la pone usted, yo no la he dado. Yo cuento los hechos que son objetivos. Los medios de comunicación locales se han hecho eco durante todo el verano del anuncio de presentación de la denuncia. Y la denuncia no llegaba. Por cierto, me han comentado otras personas que es una denuncia que lleva circulando por Internet de manera anónima desde hace meses. No lo he podido comprobar. Pero es un detalle, ¿no?

P. ¿Y lo más destacable es que es anónima?

R. Claro, es que Los Verdes son los que la presentan, pero no asumen el contenido. Lo que hacen es trasmitirme una denuncia anónima. ¿Qué pensarían si yo empezara a hacer diligencias por un se dice o se comenta? Yo sería un loco si lo hiciera.

P. ¿Piensa emprender acciones legales contra los que han vertido las críticas contra usted o la institución?

R. No. Lo he pensado pero he llegado a conclusión de que no voy a hacer nada. Entre otras cosas porque, al final, también hay valores superiores que están en juego. Creo que un parlamentario tiene que tener un plus de libertad de movimiento y de expresión para servir de control en la sociedad. Y, aunque me toque a mí en este momento el patito feo, hay valores por encima que son superiores.

P. Pero, ¿ese plus de libertad es para hacer oposición partidista?

R. Sí, por qué no. Pero yo creo que están equivocados, aunque pueden hacer lo que quieran, en el sentido de que puedan pensar que la figura del fiscal es para luchar políticamente. Los fiscales no nos metemos en política. Creo que se equivocan de objetivo, pero que tire los dardos que crea contra mí, los acepto. Aunque se está equivocando de blanco.

P. Esta polémica surge en torno al área de Urbanismo de Córdoba, ¿han detectado alguna irregularidad?

R. Los fiscales en materia de urbanismo nos quedamos exclusivamente en los casos en los que pueda existir una responsabilidad penal. No obstante, la Ley dice que, cuando hay irregularidades urbanísticas, la respuesta debe ser administrativa. Nosotros nos quedamos sólo con aquellos casos que son especialmente graves con una trascendencia penal. Si decimos que algo no tiene trascendencia penal, no quiere decir que esté bien. De hecho, en algunos casos que nosotros hemos archivado pueden existen irregularidades administrativas. Pero no lo determino yo. Las competencias son municipales, de las Comunidades Autónomas y siempre se acuerdan de nosotros.

P. ¿Se tendría que reformar la Legislación para perseguir de forma más contundente este tipo de irregularidades?

R. Ese un tema que debería ser objeto de un debate a otro nivel. ¿Qué se hace con toda la política urbanística? Creo que no descubro nada si digo que, hasta ahora, los índices de corrupción más importantes en España se han detectado en el ámbito municipal y fundamentalmente relacionados con el urbanismo. Va siendo hora de que alguien reflexione.

P. Volviendo a la posible utilización de la Justicia con finalidad partidista, ¿en su carrera se ha encontrado con más casos?

R. Yo no califico este reciente caso así. Pero, en las elecciones municipales anteriores, yo era fiscal jefe de Toledo y alguna que otra denuncia recibí que me hizo pensar que se buscaba esa finalidad. Porque cuando unos hechos se conocen con mucho tiempo pero se espera al debate de la campaña electoral para presentar la denuncia con gran efecto mediático me hace pensar que lo que se está buscando es otra cosa. Y no me gusta que se utilice la Justicia con fines partidistas y menos para alterar el posible resultado de las urnas. Y mi filosofía es que tengo que intentar impedir que haya utilización partidista de la Justicia y más aún cuando estamos en pleno debate de una campaña electoral. Y no tengo problema en decir que, en alguna ocasión, si se ha presentado una denuncia de algo que pasó hace mucho tiempo en plena campaña electoral sobre un tema que puede tener repercusión electoral y buscan que de un golpe, yo lo dejo sobre la mesa para reposar y medito, si no hay una diligencia urgente que practicar. Y la meditación abarca normalmente hasta después de las elecciones.

P. ¿Esa meditación cautelar, se la va a aplicar a Los Verdes?

R. No, porque todavía no estamos en campaña. Las diligencias se están tramitando. En este momento creo que no hay motivo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel Planelles
Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_