Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fútbol | Segunda jornada de Liga

Capello: "Hemos jugado demasiado lento"

Capello no conoce la autocrítica. Pero sabe criticar. Ayer se unió a la corriente de censuras contra el juego de su equipo desde su particular óptica italiana, donde la velocidad de movimientos sin balón y los marcajes agresivos son fundamentales. "Lo hemos hecho bien hasta el 0-2, pero después hemos parado", dijo. "Hemos jugado demasiado lento. No deben hacernos tantas ocasiones, con todos nuestros defensas parados ahí, como en el gol que recibimos. No es posible. Nunca nos puede marcar un gol un rival que tiene uno menos".

Confiado en que el Levante estaba hundido, Capello dijo que dio descanso a Cassano y Raúl tras el descanso. Entraron Robinho y Reyes -que debutó con la camiseta blanca- y todo hizo pensar en un tercer cambio. Guti se puso a calentar en la banda. Pero el tercero en entrar fue Cicinho, y se dio el gusto de dar un pase de gol a Van Nistelrooy. Fue el hat trick.

El destino de Cicinho parecía definitivamente torcido. Pero ayer, por causa de fuerza mayor, ocurrió lo inesperado: debutó en la Liga por orden de Capello. El brasileño saltó al campo a una señal del técnico que, obligado por la lesión de Salgado, le hizo jugar por primera vez esta temporada. Salgado se retiró tras hacerse daño en la rodilla izquierda, al chocar contra Rubiales en la segunda parte del partido.

"Al principio me asusté mucho", dijo Salgado al salir del campo; "porque me acordé de una jugada en la que me lesioné contra la Juve, pero después me he tranquilizado. Creo que podré entrenarme mañana".

Hasta hace un mes Cícero Joao de Cézare, Cicinho, era considerado por muchos el mejor lateral diestro del mundo, el heredero de Cafú, un talento reventón a punto de consagrarse en Europa con 26 años. Pero el fútbol es caprichoso, y cuando el Madrid viajó a Valencia, el sábado, en la plantilla había pocos jugadores con menos futuro que el brasileño -uno de ellos es Helguera, que se quedó en su casa-.

En Capello hay una serie de reglas que atentan contra los futbolistas como Cicinho. En primer lugar, el técnico atiende a razones físicas y geométricas. Puestos en la balanza, Salgado supera a Cicinho en dos centímetros (1,74 frente a 1,72) y siete kilos (68 frente a 75). La medición privilegia al gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2006