Barajas vuelve a ser el aeropuerto menos puntual de Europa pese a la apertura de la T-4

AENA aduce que el informe no refleja la realidad porque se refiere sólo a 31 compañías

Madrid es por segundo trimestre consecutivo el aeropuerto con más retrasos de los 27 mayores de Europa, según los datos de la Asociación Europea de Aerolíneas, que recoge los datos proporcionados por 31 grandes compañías, entre ellas Iberia y Spanair. Éstas sumaron el 59,6% del tráfico de pasajeros en 2005 en Barajas, que desbanca a Londres-Heathrow como el aeródromo con más retrasos precisamente tras la inauguración de la nueva terminal T-4. Fuentes de AENA matizan que el estudio no refleja la realidad de modo exacto ya que no incluye a todas las compañías.

Madrid terminó 2005 como quinto aeropuerto más impuntual de los 27 analizados, con el 25,9% de las salidas con retrasos superiores a los 15 minutos. Sólo Londres-Heathrow, Atenas, Roma y Estambul tenían peores resultados. Barcelona estaba en el sexto puesto, según el estudio de la

Asociación Europea de Aerolíneas (AEA) que viene realizando este informe desde al menos 1995.

Pero este año la situación comenzó a cambiar ya en el primer trimestre. Por primera vez desde 2002, el aeródromo madrileño recuperó la primera posición en cuanto a vuelos retrasados, pese a la inauguración a principios de febrero de la ampliación del aeropuerto en la que se han invertido 6.200 millones de euros.

En los tres primeros meses del año se alcanzó el récord de un 33,3% de vuelos retrasados en la salida de Madrid, una cifra que podría entenderse como fruto de las lógicas dificultades en la puesta en servicio de una infraestructura enorme.

Pero los datos del segundo trimestre, publicados ayer, revalidan la posición de farolillo rojo del aeropuerto madrileño, si bien con una sustancial mejoría en el volumen de operaciones retrasadas, el 28,7% de las salidas y el 28,7% de las llegadas. Le siguen el parisino de Charles de Gaulle, los dos mayores de Londres y Barcelona, siempre según el informe de la AEA. Al margen de que este informe no sea exhaustivo, como alegan fuentes de AENA, el ente público que gestiona los aeropuertos, sí refleja la evolución bajo los mismos parámetros año a año.

Mala nota para Barcelona

Las causas que las compañías apuntan para sus retrasos son mayoritariamente la llegada tardía del avión (que lógicamente tiene su origen en el aeropuerto de partida) y problemas atribuibles al aeropuerto y al control de tráfico aéreo. Y es precisamente en esta última razón en la que peor nota tienen los dos mayores aeropuertos españoles. En Madrid se retrasaron por esa causa el 9,9% del total de los vuelos y el 10,3% en Barcelona en el segundo trimestre.

Probablemente los aeropuertos londinenses acusen en el tercer trimestre los efectos del caos provocado por el descubrimiento de una amenaza terrorista, después del 10 de agosto, de modo que Heathrow vuelva a liderar la lista de impuntuales y salve a Barajas de ese dudoso honor.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS