Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero anuncia que los contactos con ETA comenzarán en las próximas semanas

El presidente del Gobierno subraya que "el proceso tiene una limitación: la legalidad"

José Luis Rodríguez Zapatero ha confirmado, en una entrevista en el semanario alemán Die Zeit que se publica mañana, que aún no se han celebrado contactos entre el Gobierno y ETA, tras el alto el fuego del 23 de marzo, y anuncia que comenzarán en las próximas semanas. El jefe del Ejecutivo confirma el bloqueo del proceso, pero mantiene la esperanza en su avance: "Se necesita tiempo. En ese proceso se debe proceder con gran tranquilidad. Quien por convencimiento llega a pensar que la violencia puede ser útil, necesita mucho tiempo para salir de su error".

Zapatero no explica por qué no se han producido esos primeros contactos "exploratorios, preliminares", pero sí apunta las causas del bloqueo del proceso: la pretensión de la ilegalizada Batasuna de actuar con normalidad sin cumplir la Ley de Partidos y sin pasar por el Registro de Interior para presentar nueva marca y estatutos. "Nuestro camino tiene una limitación: el proceso ha de evolucionar dentro de la legalidad".

Los líderes de Batasuna vienen insistiendo en julio y agosto, y también ETA, que su prioridad es la formación de la mesa de partidos. Pero el Gobierno y el PSE insisten en que dicha mesa de partidos no puede constituirse con la participación de la izquierda abertzale, mientras ésta no sea legal.

A su vez, todo apunta a que ETA está retrasando el inicio de los contactos formales con el Gobierno, a los que Zapatero autorizó en su declaración institucional del 29 de junio, hasta que el proceso avance en el objetivo de la mesa de partidos.

El 29 de junio, Zapatero, tras autorizar las conversaciones con ETA, anunció que a finales de septiembre, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informaría a los partidos de la marcha del proceso. Fuentes gubernamentales manifestaron ayer que la ronda informativa se aplazará en el caso de que durante este mes no se formalicen los contactos, lo que resulta probable. "El camino será largo, duro y difícil, pero merece la pena seguirse por la paz", insiste Zapatero en Die Zeit. Pese al bloqueo, el presidente se muestra optimista sobre el proceso: "La democracia es un gran sistema. Puede superar situaciones difíciles y dar respuestas a problemas que han causado grandes daños. La democracia sabe también cómo prepararse para otro futuro. La clave para ello es que un vasco radical aceptará en el futuro dos cosas: nada justifica la violencia y la identidad vasca permanecerá, crecerá y seguirá evolucionando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de septiembre de 2006