La OSE celebra la Medalla de Honor de la Quincena con la 'Sinfonía alpina' de Strauss

La Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE) recibirá mañana la Medalla de Honor de la Quincena Musical, justo antes de subirse al escenario Kursaal para interpretar un completo programa que incluye el estreno en San Sebastián de la Sinfonía alpina, de Richard Strauss. Más de 130 músicos recrearán esta obra monumental del compositor alemán en el que será el tercer y último recital protagonizado por la OSE en la 67 edición de la Quincena, tras su participación en la ópera Rapto en el Serrallo, de Mozart, y el concierto infantil dedicado al mismo compositor.

Esta triple intervención evidencia "la versatilidad de la orquesta, según su director general, Iñigo Alberdi, y demuestra que no recibe el reconocimiento por casualidad. El 30 de agosto de 1982 la sinfónica se estrenaba en la Quincena con el Requiem de Verdi, bajo la dirección de Enrique Jordá. Desde entonces no ha fallado una sola edición.

El primer presidente de la OSE, Imanol Olaizola, será el encargado de recoger la medalla, hasta la fecha sólo concedida a Franciso Ferrer (1984), al Orfeón Donostiarra (1997) y al programa Clásicos Populares de RNE (2002). Inmediatamente después, la sinfónica vasca, dirigida por Gilbert Varga, interpretará la Fanfarria-preludio de Carmelo Bernardo Bernaola y el Concierto para piano y orquesta número 3 en Re menor, de Sergei Rachmaninoff, con el ruso Arcadid Volodos como solista. Habrá que esperar hasta después del descanso para el estreno en San Sebastián de la Sinfonía alpina, "una obra que se toca muy poco en el mundo", según Varga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de agosto de 2006.

Lo más visto en...

Top 50