Una constructora financia una fundación del presidente del PP de Torrelodones

La empresa ha comprado terrenos donde el Ayuntamiento quiere construir 1.536 viviendas

La constructora C-15, que opera en el municipio de Torrelodones construyendo chalés, financia una fundación que preside el presidente del PP local y ex alcalde de la localidad, Mario Mingo. La empresa ha comprado, además, parte de los terrenos del Área Homogénea Norte, donde el Consistorio pretende construir 1.536 viviendas. El anterior alcalde de la localidad, Enrique Muñoz, también del PP, había calificado los terrenos de protegidos. Muñoz acusó ayer a Mingo de estar detrás de la destitución de dos ediles del PP que reclamaban más información sobre este cambio de uso.

Más información

En Torrelodones todo parece estar conectado. Tras la destitución por el alcalde, Carlos Galbeño, de dos concejales del Partido Popular, las acusaciones crecen entre los políticos de la localidad. La empresa C-15, una de las constructoras con más actividad del municipio, financia, junto a otras sociedades privadas, la fundación que preside el ex alcalde de Torrelodones, presidente del PP local y portavoz de la comisión de Sanidad en el Congreso, Mario Mingo.

La fundación se llama Escuela Superior de Arte Dramático de Torrelodones (www.eadst.com) y tiene un convenio con el Consistorio por el cual éste le cede la casa de la cultura y todas sus instalaciones de forma gratuita a cambio de que esta organización sin ánimo de lucro represente actuaciones teatrales en la localidad. Son vocales de esta fundación -entre otros políticos, empresarios y periodistas- Carlos Galbeño; el diputado regional del PP, Juan Van Halen; Miguel Hinojar de Inza, miembro del PP, y el consejero delegado de C-15, Eduardo Morales.

La constructora C-15 de Morales adquirió varias parcelas en el Área Homogénea Norte antes de que el equipo de gobierno del Ayuntamiento torresano llevara y aprobara en el pleno municipal el cambio de calificación de esos terrenos que estaban protegidos. Además, según Jesús María Pacios, uno de los dos concejales del PP destituidos por Galbeño, la empresa mantiene derechos de tanteo y retracto sobre el área.

Mingo aseguró ayer a EL PAÍS que Morales, el consejero delegado de C-15, es "un patrón de la fundación como muchos otros". Y agregó: "Se ha portado muy bien conmigo al aceptar ser patrono de la organización sin ánimo de lucro". Mingo asegura desconocer por qué motivos C-15 ha adquirido terrenos en el área recalificada. Este periódico no logró ayer la versión de la constructora.

El pasado febrero el Ayuntamiento de Torrelodones, con los votos del PP, aprobó el cambio de uso del Área Homogénea Norte para poder construir 1.536 viviendas, un campo de golf municipal, un centro comercial y oficinas. Esta zona, de 128 hectáreas (la extensión de unos 150 campos de fútbol), adyacente a la A-6, se encuentra protegida desde 2003, cuando el anterior alcalde, Enrique Muñoz, del PP, aprobó calificación como suelo protegido.

Poco después de preservar la zona, antes de las elecciones de 2003, la dirección local del PP, que lidera Mario Mingo, desplazó a Muñoz como candidato a la alcaldía a pesar de haber obtenido la mayoría absoluta en los anteriores comicios. "Me fui del partido porque Mingo quería que fuésemos sus marionetas", asegura.

El ex alcalde mantuvo ayer que era "un disparate y una barbaridad" que se recalifique la zona que el anterior equipo había protegido por su valor ambiental. Tanto los grupos municipales de la oposición del Ayuntamiento de Torrelodones como la asociación de vecinos Torrenat han expresado en repetidas ocasiones su rechazo a la recalificación.

Los dos ediles a los que el alcalde, Carlos Galbeño, ha retirado sus competencias son Jesús Maria Pacios, ex concejal de Juventud, Fomento y Empleo y Reyes Tintó de Val, ex concejal de Educación, Cultura y Fiestas y Participación Ciudadana, además de teniente de alcalde.

Disciplina de partido

Mario Mingo replica que el comité ejecutivo de Torrelodones, que él preside, apoya al alcalde Carlos Galbeño. "Los dos concejales no han seguido las instrucciones del PP. Han puesto en tela de juicio los criterios del partido y no han seguido la disciplina", apunta.

Pero los propios concejales destituidos mantienen que nunca votaron en contra del partido. "Siempre hemos votado a favor, ni siquiera nos hemos abstenido", replica Pacios.

Ambos ediles destituidos aseveraron ayer que nadie del partido se ha puesto en contacto con ellos. Tampoco les llamó nadie de la corporación municipal. "Nos han retirado los teléfonos móviles que teníamos del Ayuntamiento sin más", reconoce el ex concejal de Juventud, Fomento y Empleo. No obstante, tanto Pacios como Tintó del Val aún conservan el acta de concejal.

Pacios explica que durante algún tiempo habían reclamado sin éxito información al alcalde Galbeño sobre algunas operaciones urbanísticas, especialmente sobre el Área Homogénea Norte (AHN).

El pasado 18 julio, cuando el grupo municipal del PP rechazó las alegaciones de un vecino que se negaba a ser expropiado en otra parte del pueblo, los concejales volvieron a exigir explicaciones. A partir de ahí, surge la crisis y su destitución.

El rifirrafe de acusaciones ha llegado a la Asamblea regional. Allí, el secretario de Organización del PSM, Andrés Rojo, exigió ayer al PP que ofrezca transparencia y dé explicaciones después de que dos concejales populares en Torrelodones hayan acudido a la Fiscalía Anticorrupción (Véase EL PAÍS de ayer).

El portavoz adjunto del PP en la Asamblea, David Pérez, no tardó en responder ante las acusaciones socialistas. Pérez acusó a Rojo de intentar tapar los escándalos socialistas en Morata de Tajuña, Aldea del Fresno y Seseña (Toledo) con "falsas imputaciones en Torrelodones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de agosto de 2006.

Lo más visto en...

Top 50