Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los testigos señalan "varias causas" en el desplome del viaducto granadino

Varios de los testigos presenciales del accidente de la A-7, en el que el pasado 7 de noviembre perdieron la vida seis trabajadores como consecuencia del desplome de parte de un viaducto en construcción en Almuñécar (Granada), apuntaron ayer que el desplome de la plataforma ocurrió por "varias causas".

Las declaraciones ante el juez de un técnico de seguridad y de dos obreros portugueses concluyen las pruebas testificales del siniestro. Los peritos comenzarán a redactar ahora el informe sobre el siniestro.

El técnico, coordinador de seguridad, que se encontraba el día del accidente en la zona, explicó al juez que el accidente se produjo, en su opinión, por la suma de "varias circunstancias" y no una sola. Aunque estaban citados cuatro testigos, finalmente sólo acudieron tres.

Dos de ellos, los trabajadores portugueses, vieron el accidente al estar ubicados en el momento en el que éste ocurrió sobre el pilar al que debía llegar la cimbra. Estos trabajadores relataron al juez con una maqueta cómo se cayó la estructura.

La Unión Temporal de Empresas (UTE) La Herradura (formada por Azvi, Proder y Obras Subterráneas) subcontrató para la ejecución del viaducto a la empresa gallega Estructuras y Montajes Prefabricados, especializada en este tipo de obras, que a su vez subcontrató a la portuguesa Douro Montemuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006