Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más edificaciones sobre zona verde

Los problemas urbanísticos de los hoteles en Marbella no acaban en los seis establecimientos que carecen de licencia de apertura, y las irregularidades se multiplican. El edificio del hotel NH Alanda, de cinco estrellas, fue construido en 2000 por la sociedad Edificaciones Tifán SL, propiedad del empresario Fidel San Román, en libertad bajo fianza por la operación Malaya e imputado por cohecho en relación con tráfico de influencias y prevaricación.

Parte de los terrenos sobre los que está ubicado el hotel, en plena milla de oro marbellí, ocupan una zona verde destinada a parques, jardines públicos y otra prevista para viario público. Además, la parcela está en terrenos de dominio público del cauce del Arroyo de la zona de Nagüeles, y se ubica asimismo sobre un suelo urbano pendiente de desarrollo mediante un plan especial que Edificaciones Tifán SL nunca presentó ante el ayuntamiento.

Los técnicos municipales certificaron en el expediente urbanístico de la parcela, de noviembre de 2000, la ilegalidad del hotel: "El proyecto de referencia tiene una ordenación distinta y utiliza parámetros urbanísticos" que no se corresponden a la calificación de "unifamiliar exenta", por lo que no se ajusta al plan de ordenación urbana de 1986.

San Román obtuvo la licencia de obras para el proyecto básico de construcción del hotel en marzo de 1999, tras la aprobación de la Comisión de Gobierno que presidía el fallecido alcalde Jesús Gil.

El establecimiento cuenta con 199 habitaciones y tres suites, y fue inaugurado en marzo de 2003. Tres años antes, la cadena NH firmó un contrato a través de su sociedad Ahora SL, posteriormente absorbida por Sotogrande S. A., con la sociedad Edificaciones Tifán SL para el contrato de arrendamiento del edificio, por 1,5 millones al año, y que permanece vigente.

El vocal de Industria y Comercio de la gestora, Fidel Fernández, ha pedido ahora que los técnicos municipales revisen la controvertida ubicación del hotel para confirmar que la licencia de apertura concedida en su día a la cadena NH no contiene ninguna irregularidad.

Por otra parte, el vocal de Hacienda de la gestora de Marbella, Carlos Rubio, informó ayer de que va a recurrir una notificación de la Agencia Tributaria en la que ésta reclama al Consistorio casi 1,3 millones de euros en materia de impago de IVA y sanciones por el dinero que la Administración local transfirió entre 2000 y 2003, bajo los gobiernos de Jesús Gil y Julián Muñoz, a la sociedad municipal Actividades Deportivas 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006