Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kabila y Bemba se disputarán la presidencia de Congo en una segunda vuelta

Las primeras elecciones democráticas en la República Democrática de Congo (RDC) desde su independencia de Bélgica en 1960 tendrán una segunda vuelta para elegir presidente, fijada provisionalmente para el 29 de octubre. Tras escrutarse los resultados de las 169 circunscripciones en las que se dividió un país que es cinco veces más grande que España, el jefe de la Comisión Electoral Independiente, Apollinaire Malu Malu, anunció esta madrugada la victoria del actual presidente, Joseph Kabila, con el 44,81% de los votos, por debajo del 50% necesario para salir elegido en la primera vuelta. En segundo lugar, quedó el ex jefe guerrillero y vicepresidente del Gobierno de transición, Jean-Pierre Bemba, con un 20,03% de los sufragios de las elecciones celebradas el pasado 30 de julio.

Los 15.000 cascos azules presentes en la RDC y la fuerza de despliegue rápido enviada por la Unión Europea se encontraban ayer en máxima alerta en previsión de disturbios, sobre todo en la capital, Kinshasa. Las cadenas de televisión pertenecientes a los dos líderes habían acordado evitar la emisión de informaciones o de imágenes que pudieran invitar al enfrentamiento, como ofrecer resultados incompletos.

Pese a ello, desde horas antes del anuncio oficial, se produjeron tiroteos en la capital, que causaron al menos un muerto, miembro de la seguridad de Bemba. Aparte de los disparos entre seguidores de Bemba y soldados congoleños, también se han oído dos fuertes explosiones. "La tensión será muy alta si no hay una segunda vuelta", aseguró a France Presse antes de conocerse los resultados una fuente diplomática occidental.

Los resultados del este del país, los primeros en conocerse, otorgaban a Kabila una gran ventaja, próxima al 70%, pero se fue reduciendo según se escrutaban los votos del centro y el oeste, donde Bemba tiene muchos seguidores.

25 millones de votantes

En la primera vuelta, celebrada el 30 de julio, participaron 25 millones de congoleños. En un país empobrecido por la colonización, las guerras y la falta de Gobiernos capaces, y sin apenas infraestructuras de ningún tipo, la organización del voto fue un trabajo titánico para Naciones Unidas, que ahora deberá repetir a finales de octubre.

Anoche era visible la presencia de la policía congoleña en las calles de la capital y en alguno de sus barrios más conflictivos. Tanto Kabila como Bemba, y otros candidatos disponen de ejércitos privados, que en teoría fueron disueltos tras los acuerdos de paz que permitieron la celebración de las elecciones del 30 de julio.

Desde 1998, la RDC ha padecido una guerra civil, alimentada desde el exterior y en la que llegaron a participar hasta seis países africanos, que ha costado la vida a cerca de cuatro millones de personas, la mayoría por enfermedades o hambre. El primer caso que juzgará la Corte Penal Internacional de La Haya es precisamente la guerra civil congolesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de agosto de 2006