Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Pedraz vuelve a liberar a tres etarras acusados de asesinato cuya salida de la cárcel impidió Garzón

El juez central 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, volvió a decretar ayer la libertad provisional de los etarras David Pla Martín, Aitor Lorente Bilbao y Ainara Esterán Cruz, al no encontrar motivos bastantes para creerles cooperadores necesarios en el asesinato del senador y presidente del PP de Aragón Manuel Giménez Abad, ocurrido el 6 de mayo de 2001 en Zaragoza.

Ésta es la segunda ocasión en que Pedraz acuerda la libertad de los tres etarras, decisión que corrige otra de su compañero el juez Baltasar Garzón, que a su vez rectificó la resolución inicial de Pedraz sobre la prisión provisional de los tres acusados.

El pasado 14 de julio, el juez Santiago Pedraz acordó la libertad de Pla, Lorente y Esterán, aunque esta última, detenida en noviembre de 2000, cumple una condena de 9 años de cárcel en otra causa por colaboración con ETA y tenencia ilícita de armas, por lo que no será excarcelada. En cuanto a Pla y Lorente, que estaban condenados por trasladar a ETA datos sobre policías y políticos, ambos cumplieron su sentencia y tendrían que haber salido el pasado 25 de julio. La aparición de un archivo informático con datos sobre el senador asesinado no fue obstáculo para que Pedraz mantuviese su decisión, ya que se trataba de "datos genéricos" que no señalaban a Pla, Lorente y Esterán directamente como colaboradores en el atentado.

Pedraz se fue de vacaciones en julio y su sustituto, Baltasar Garzón estimó un recurso del fiscal contra la excarcelación de los tres sospechosos. Garzón no sólo retuvo en prisión a los tres etarras, en contra de la decisión del juez titular, sino que ordenó la práctica de hasta 10 diligencias. Garzón justificó su actuación en que existía riesgo de fuga "más que evidente".

Ayer, con Garzón de vacaciones, Pedraz, reincorporado a su juzgado, dejó sin efecto la decisión de su compañero y volvió a acordar la libertad de los etarras, tras descartar que exista riesgo de fuga. Según Pedraz, a día de ayer seguía sin haber base para creerles responsables de colaborar en el atentado.

Sobre las diligencias encargadas por Garzón, el juez titular deduce que "precisamente el hecho de que se hayan acordado" hace suponer que los motivos existentes para creerles responsables "no están constatados". Contra la decisión cabe un nuevo recurso del fiscal, aunque esta vez lo resolverá él mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 2006