Seguidores de López Obrador protestan con el bloqueo de bancos

192 jueces emprendieron ayer un nuevo recuento electoral en México

Los partidarios del candidato de la izquierda mexicana Andrés Manuel López Obrador, perdedor por un estrecho margen de las elecciones presidenciales del 2 de julio, bloquearon ayer durante cuatro horas, sin incidentes, las sedes centrales de los bancos BBVA-Bancomer, Banamex y HSBC, el mismo día en que el Tribunal Electoral comenzó el recuento de unos tres millones de votos de las elecciones presidenciales.

Mientras, el Partido Acción Nacional (PAN), ganador de los comicios, descartó que el recuento cambie el resultado electoral. El recuento comenzó ayer, bajo la vigilancia de 192 jueces, y concluirá el próximo domingo.

Dos horas antes de que los magistrados encargados por el Tribunal comenzaran el recuento de tres millones de votos, más de medio millar de simpatizantes de López Obrador se dividieron en tres pelotones para impedir la entrada a las sedes centrales bancarias, de las cuales dejaban salir a quien lo deseara. Es parte de la resistencia civil, marco en el cual el candidato de la izquierda encabeza desde hace más de una semana la gigantesca acampada de miles de sus seguidores en la avenida principal de la capital mexicana, con severas perturbaciones para buena parte de sus residentes.

Ante la segunda fase de la resistencia civil -que ha incluido la toma de las casetas de cobro de cinco carreteras de peaje que salen de la Ciudad de México, así como bloqueos a ministerios-, el portavoz presidencial, Rubén Aguilar, dijo ayer que las autoridades "no habrán de caer en ningún tipo de provocación de alguien que quiera que haya una reacción desmedida de las fuerzas del Estado mexicano; eso nunca va a ocurrir en este Gobierno, que garantiza las libertades del texto constitucional para todos sus ciudadanos".

De acuerdo con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la resistencia civil de la coalición izquierdista ha provocado pérdidas por más de 1.450 millones de pesos (unos 103 millones de euros), que estimó equivalentes al ingreso medio mensual de 290.000 familias mexicanas, sólo por la acampada gigantesca que se realiza en el centro de la Ciudad de México desde el pasado 30 de julio.

Mientras, el conservador y oficialista Partido Acción Nacional aseguró que el recuento "confirmará la victoria obtenida por Felipe Calderón". Sus portavoces se adelantaron al examen que se realiza por casi todo el país, y sostienen que las irregularidades denunciadas por la coalición de izquierda Por el Bien de Todos y su candidato López Obrador son básicamente errores aritméticos.

La alianza del candidato perdedor pidió al Tribunal Electoral el recuento porque considera que hubo numerosas anomalías que afectan a López Obrador, que de acuerdo con el conteo inicial, realizado por el Instituto Federal Electoral (IFE), quedó en segundo lugar, al obtener 0,58% menos votos que Calderón, a quien el conteo oficial dio una suma de 15.200.084 votos.

El portavoz del PAN, César Nava, insistió ayer en que el Tribunal "encontró razones, básicamente consistentes en simples errores aritméticos, para hacer el recuento en 11.839 casillas [mesas] y en los demás casos [unos 30.000 presentados por la coalición] no encontró razones para que se volvieran a contar los votos".

Asimismo, opinó que la decisión judicial sobre el recuento parcial es definitiva, por lo cual "en materia del recuento voto por voto [exigida por López Obrador], no podrá haber otra sentencia posterior; no podrá haber mucho menos una impugnación a esta sentencia". Pero, según especialistas en materia electoral, el Tribunal tiene capacidad para -más allá de lo solicitado por la coalición izquierdista- revisar más paquetes de votos, en caso de que considere eso necesario para declarar válida la elección.

Germán Martínez, representante del PAN ante el IFE, sostuvo que "es claro que la sentencia es definitiva e inatacable para las 130.477 casillas [que se instalaron el día de las presidenciales]; ya se juzgaron tratándose del recuento y se encontró que en el 91% la elección es válida, es legítima y no hay necesidad de recontar los votos".

Calderón y algunos dirigentes del PAN han sostenido que respetarán las decisiones del Tribunal Electoral, que tiene de plazo hasta el 30 de agosto para dar a conocer su fallo sobre las impugnaciones y hasta el 6 de septiembre para declarar válida la contienda y proclamar presidente electo.

El recuento de votos ha comenzado por todo el país; las sumas y restas se hacen en 26 de los 32 Estados, sin que hayan sido reportados incidentes. Un dato anecdótico es que en el Consejo Electoral del Distrito 15 (en la Ciudad de México) se terminó el nuevo conteo de la primera de las 30 mesas que serán sometidas al escrutinio y el informe es que López Obrador perdió un voto.

Una seguidora de López Obrador bloquea el acceso a una oficina del Bancomer BBVA en México.
Una seguidora de López Obrador bloquea el acceso a una oficina del Bancomer BBVA en México.REUTERS

LAS CIFRAS DEL RECUENTO

- Más de tres millones de votos, en 149 distritos de 26 Estados, van a ser contados de nuevo.

- 192 jueces participan

en el proceso de recuento.

- El recuento empezó ayer a las nueve de la mañana (cuatro de la tarde hora peninsular española) y debe concluir antes del lunes.

- El Instituto Electoral dio la victoria a Felipe Calderón el 6 de julio por

una diferencia del 0,58%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50