_
_
_
_

Tráfico dará carácter de Operación Salida a este fin de semana por las muertes registradas el año pasado

La segunda y tercera semana de agosto es el período del verano en el que más españoles se toman vacaciones y por tanto uno de los períodos en que se registran más desplazamientos por carretera. Esta es la razón por la que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha dado carácter a este fin de semana de Operación Salida, tradicionalmente reservada al inicio y el final de los meses de verano. Tráfico pretende reducir con ello las cifras de siniestralidad que se dieron el mismo fin de semana de 2005, el más trágico del año pasado, con 48 personas muertas en accidentes en carretera.

"Cada vez más las vacaciones de verano se concentran en la segunda y tercera semana de agosto, con lo que este fin de semana se esperan importantes desplazamientos de salida de las ciudades", dijo a Efe el director general de Tráfico, Pere Navarro. El año pasado, en la primera semana de este mes, salieron de Madrid 60.000 vehículos menos que en 2004, lo que indica, según Tráfico, una tendencia sostenida al escalonamiento de las salidas.

Además, en los próximos días se concentran gran parte de las fiestas de verano de los pueblos, por lo que Navarro pidió especial cuidado con el alcohol. "La combinación de fiesta, noche, carretera secundaria y alcohol es peligrosa y exige una especial prudencia y atención a la hora de conducir", afirmó.

Hacia las seis y media de la tarde de ayer, la red de carreteras de la Comunidad de Madrid presentaba 46 kilómetros de retenciones para salir de la capital. Las vías más saturadas eran las autovías A-6 (Madrid-A Coruña) y la A-3 (Madrid-Valencia), en las que se contabilizaban 32 kilómetros de atascos con paradas esporádicas a la altura del término municipal de Guadarrama y Fuentidueña del Tajo, respectivamente.

El balance de víctimas del mismo fin de semana del año pasado arrojó 48 muertos (ocho más que en el mismo periodo de 2004) y 21 heridos graves, lo que lo convirtió en el más trágico de todo el año. De los 41 accidentes que se produjeron, la velocidad fue un factor determinante en 10.

El director general de Tráfico volvió a insistir en el éxito del carné por puntos y aseguró que "ha sido muy bien aceptado por los conductores españoles debido a que los accidentes están bajando". El pasado julio murieron en las carreteras 279 personas, 63 menos que el mismo mes de 2005. La tendencia a la baja en las víctimas mortales fue muy pronunciada durante los primeros días, pero se redujo significativamente a final de mes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_