Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE rechaza adoptar nuevas medidas contra la importación de calzado chino

Un total de 14 de los 25 Estados miembros de la UE han rechazado la propuesta de la Comisión Europea de aplicar un nuevo sistema de aranceles antidumping a las importaciones de zapatos de China y Vietnam. El Ejecutivo comunitario había propuesto un arancel para los próximos cinco años del 16,5% para las importaciones de China y del 10% para las de Vietnam.

La propuesta ha sido rechazada por el grupo de países nórdicos y liberales, según manifestó ayer el portavoz de Comercio, Peter Power. Una anterior iniciativa, más blanda, presentada el pasado mes de julio por los servicios del comisario Peter Mandelson, tropezó con la oposición de los países productores, liderados por Italia y España. La Comisión tiene hasta septiembre para acordar un nuevo arancel que sustituya el actual sistema provisional, que vence el 6 de octubre.

Desde abril, las importaciones de calzado de China y de Vietnam están sometidas a un sistema de aranceles provisionales y progresivos antidumping, después de que la UE descubriera la intervención del Estado, al margen de las leyes del mercado, en estos países. Para China, los tipos empezaron en abril con el 4,2% y alcanzarán en septiembre el 19,4%. Para Vietnam serán del 4,2% y del 16,8%.

Los aranceles en discusión no tienen nada que ver con otras medidas proteccionistas como las aplicadas en el sector textil ante el fuerte aumento de las importaciones asiáticas. Desde 2001, la producción de zapatos en Europa se ha reducido en un 30% y se han perdido más de 40.000 puestos de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de agosto de 2006