Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NATACION | Campeonatos de Europa

Magnini se impone a Van den Hoogenband en los 100m libre

El agua no entiende de premios al sufrimiento. La velocidad, tampoco. Pieter van den Hoogenband, el holandés volador, el hombre del esternón hundido y las medidas imposibles, volvía a diputar unos Europeos de natación y una final de los 100 metros libre tras 15 meses sin competir. Había superado sus problemas de espalda. Su operación. Horas de dura rehabilitación. Pero no ganó. Le superó el italiano Magnini, oro, que paró el reloj en 48,79s. Le venció el sueco Nystrand, plata con 48,91s. Y Van den Hoogenband, campeón olímpico en Atenas 2004, se tuvo que conformar con el bronce (48,94s).

Magnini envió un recado al triple campeón olímpico holandés. Y es un mensaje con fecha de entrega: los Juegos de Pekín 2008. Si Van den Hoogenband quiere revalidar su título no sólo tendrá que pelear con el australiano Thorpe y, probablemente, con el estadounidense Phelps, el hombre de los récords. También tendrá que vérselas con Magnini, campeón mundial en Montreal 2005 y, desde ayer, doble campeón europeo. Y tendrá que tener en cuenta una cosa: los 50 últimos metros de la piscina, los metros decisivos, ya no son suyos, por lo visto ayer. Allí, apoyado en un explosivo final, palada tras palada, Magnini cimentó su victoria. Fue una progresión impresionante: salió el último. Al paso por los primeros 50 metros era penúltimo. En los siguientes 50 metros, los de la agonía y el sufrimiento, el italiano superó a otros seis nadadores. Y acabó ganando. Por los pelos: se impuso por poco más de una décima.

Balfour roza el récord

Antes de que Magnini nadara en progresión, dejando lo mejor para el final, la británica Kirsty Balfour rozó el récord del mundo durante los 200 braza y dio a Gran Bretaña su primera medalla de oro en la piscina Ajos Josep de Budapest. Balfour, que nadó en 2m 25,66s dominó claramente la final, pero se hundió en los últimos 50 metros y no pudo ni rebajar el récord continental. Al final se quedó a más de un segundo del mejor registro europeo, que está en 2m 24,03s, en posesión de la húngara Kovacs. El récord del mundo lo tiene la australiana Jones en 2m 20,54s.

Además, Yury Prilukov dio a Rusia su décimo oro en los Europeos de Budapest al imponerse en la prueba más larga, la de 1.500 metros libre, y rebajar el récord de los campeonatos de 14m 58,65s a 14m 51,93s.

RESULTADOS: CAMPEONATOS DE EUROPA: Hombres: 1500 libre: 1. Y. Prilukov (Rus.), 14m 51,93s. 2. S. Rouault (Fra.), 14m 55,73s. 3. N. Rostoucher (Fra.), 15m 01,82s. 100 libre: 1. F. Magnini (Ita.), 48,79s. 2. S. Nystrand (Sue.), 48,91s. 3. P. van den Hoogenband (Hol.), 48,94s. Mujeres: 200 braza: 1. K. Balfour (GBr.) 2m 25,66s. 2. Y. Pidlisna (Ucr.), 2m 28,42s. 3. A. Kovacs (Hun.), 2m 28,90s. 100 mariposa. 1. I. Dekker (Hol.), 58,35s. 2. M. Moravcova (Esl.), 58,98s. 3. A. Popchanka (Fra.), 59,06s. CAMPEONATOS DE ESTADOS UNIDOS: Hombres: 200 metros libres. 1. M. Phelps, 1m 45,63s. 100 metros espalda: 1. A. Peirsol, 53,38s. 200 metros mariposa: 1. M. Phelps, 1m 54,32s. Mujeres: 200 metros libres. 1. N. Coughlin, 1m 58,11s. 100metros espalda. 1. L. Vaziri, 1m 01,69s.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de agosto de 2006