Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El positivo del ganador de este año por testosterona arruina la épica del Tour

El ciclismo sufrió ayer otro terrible mazazo al revelarse que Floyd Landis, ganador del último Tour, dio positivo por testosterona en la etapa que le encumbró tras una increíble escapada en la que arrasó a sus rivales. De confirmarse el positivo en el contraanálisis, Óscar Pereiro, segundo en la ronda francesa, sería proclamado vencedor.

Jamás un ganador del Tour había dado positivo. El que se haya producido este año resulta aún más dañino para el ciclismo, que parecía haber recuperado su verdadera épica tras expulsar a las principales estrellas -Ullrich, Basso y Mancebo- por su implicación en la Operación Puerto. Ahora no sólo el Tour está en entredicho: Heras, ganador de la Vuelta 2005, está sancionado por dopaje, y Basso, triunfador en el Giro 2006, implicado en la red de dopaje.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de julio de 2006