PARA EMPEZAR

Poner un vídeo en Internet

CÁMARA DE VÍDEO

Hay múltiples formas de grabar un vídeo, la más normal es con una cámara de vídeo digital, pero no es la única. La ventaja de ésta es la calidad muy superior de imagen y que el aparato es el más adecuado para todas las opciones de un vídeo. Pero si está pensando en hacer un vídeo que luego va a colgar en Internet, puede que la calidad de las imágenes se convierta en un inconveniente más que en una ventaja. Los archivos muy grandes, de gran tamaño, no son prácticos, tardan mucho en cargarse y lentifican su visionado. Tendrá que utilizar un programa de edición de vídeo y hacer una copia de menor calidad y que ocupe el espacio mínimo posible, pero suficiente para poderlos ver en una página web, en la que el tamaño de visión es muy reducido.

CÁMARA DIGITAL Y 'WEBCAM'

Algo muy similar se puede hacer con una cámara de fotos digital. Prácticamente todas llevan como opción la grabación de vídeo, en una calidad más que suficiente para poderlo reproducir en una página de la Red. Como en todos los casos, hay que volcarlo al ordenador y utilizar un programa de edición para tratar las imágenes. Pero la herramienta que realmente se utiliza más es la webcam. Una diminuta cámara que está permanentemente conectada al ordenador. Es barata, fácil de instalar (suelen ser USB) y sirve para muchas cosas. Su rápida difusión se debe sobre todo a la videoconferencia a través de programas de chat tipo Messenger. Entre las opciones que tienen está la de ver al interlocutor al mismo tiempo que se chatea con él, incluso mantener una conversación hablada, una videoconferencia, gracias a que estas webcams suelen llevar un micrófono incorporado. También se puede utilizar como cámara de vídeo tradicional y utilizarla para grabar vídeos en cualquier momento y almacenarlos en el ordenador. Puede que la única limitación que tengan es la longitud del cable, aunque también las hay inalámbricas. Tampoco hay que olvidarse de los teléfonos móviles con cámara y, así mismo, con posibilidades de vídeo, aunque son los menos utilizados de momento.

YOUTUBE

El servicio web de más éxito tanto para ver vídeos como para mostrarlos es sin duda YouTube. Más de 100 millones de vídeos son vistos cada día a través de la Red, según informan ellos mismos en su web. Y todo gracias a su sencillez y a ser pionero en ofrecer el servicio. Para incluir un vídeo hay que ir a su página principal, www.yuotube.com, y registrarse como usuario. Sólo hay que rellenar un pequeño formulario y elegir un nombre y una contraseña. A partir de ese momento, se tiene acceso a todos los vídeos y a la opción de colocar allí los nuestros.

COLOCAR UN VÍDEO EN YOUTUBE

Antes de colocar un vídeo hay que tener en cuenta algunos detalles. No puede ser mayor de 100 MB (megabytes), ni durar más de 10 minutos. Hay que recordar que cuanto mayor es el vídeo más tiempo tarda en poder verse y, por regla general, no hace falta que tenga la máxima resolución posible. Una vez que se ha editado y preparado uno o más vídeos en el ordenador, sólo hay que conectarse a YouTube, escribir el nombre de usuario elegido y su contraseña y entrar en la página marcada con Upload. Se abrirá una página donde hay que rellenar el título, los comentarios personales, un apartado llamado Tagg y otro general de pertenencia a distintos grupos para que la clasificacion y localización posterior sea mucho más sencilla. Al aceptar se pasará a una segunda pantalla donde localizar el directorio de nuestro ordenador en el que está el vídeo que se quiere publicar. Más abajo hay que decidir si el vídeo será público o privado. En el último caso, también podrá decidir si el acceso será para familiares o amigos. El resto de valores se refieren al contenido y clasificación del propio vídeo. Y ya está.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS