Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción acusa a Del Nido en dos nuevas querellas contra Julián Muñoz y Roca

El fiscal dice que el letrado del ex alcalde y presidente del Sevilla se enriqueció ilícitamente

La Fiscalía Anticorrupción presentó ayer dos querellas en los juzgados de Marbella contra el supuesto cerebro de la red de corrupción, Juan Antonio Roca, el ex alcalde Julián Muñoz y su abogado José María del Nido, también presidente del Sevilla, por presuntos delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos. El fiscal destaca que el Ayuntamiento de Marbella dejó de percibir alrededor de 136 millones de euros debido a valoraciones irregulares de terrenos tras los convenios urbanísticos firmados por Muñoz.

Ambas querellas responden a las diligencias iniciadas por la Fiscalía Anticorrupción en enero de 2005, tras el informe de fiscalización realizado por el Tribunal de Cuentas sobre los ejercicios del consistorio y sus sociedades municipales en 2000 y 2001. La primera querella se dirige contra Roca y Muñoz, ambos en prisión por la Operación Malaya Malaya, y contra el tasador José Mora, a quienes atribuye irregularidades en los convenios sobre permutas y tasación de terrenos.

La segunda denuncia, dirigida contra el ex alcalde, y su abogado, José María del Nido, se refiere a los encargos del consistorio a los servicios de asistencia jurídica, por los que el presidente del Sevilla F.C. llegó a facturar al consistorio hasta 6,7 millones de euros entre 1999 y 2003.

El ministerio público atribuye al ex asesor de Urbanismo Juan Antonio Roca y el ex alcalde Julián Muñoz, el protagonismo de "una maniobra tendente a enajenar los inmuebles del Ayuntamiento a unos precios muy inferiores a los del mercado". De este modo, les acusa de cometer irregularidades en los convenios sobre permutas y tasación de terrenos, que generaban a terceros enormes beneficios económicos.

"Los inmuebles enajenados por el Ayuntamiento son vendidos inmediatamente por los particulares a un precio mucho mayor que el de adquisición, generando unas enormes y asombrosas plusvalías", detalla la querella. Los beneficios varían desde un 25% el mismo día de la compra del terreno, hasta un 1000% cuatro años después. La Fiscalía admite que no ha podido averiguar las contraprestaciones obtenidas por Roca y Muñoz tras dichas anomalías. Precisamente, el cobro de comisiones a cambio de convenios y licencias urbanísticas es uno de los ejes centrales de la investigación del juez Miguel Ángel Torres que instruye el caso Malaya por la trama de corrupción en el consistorio.

Para realizar las valoraciones de los terrenos, el Ayuntamiento "prescindió de los funcionarios municipales con competencia específica y contrató a tasadores externos", entre ellos José Mora, a quien la Fiscalía atribuye los delitos de fraude y malversación de caudales, "al menos como cómplice". De este modo, algunos informes de tasación están fechados después de la firma del convenio, "lo cual refleja claramente que se han limitado a ratificar el precio convenido con los particulares", denuncia el fiscal.

La segunda querella especifica que hay "abundantes y evidentes indicios" de que Muñoz y su abogado José María Del Nido llevaron a cabo una acción concertada para enriquecer al letrado a costa del erario municipal, con la cobertura formal de unos encargos que "en ningún caso justifican el enorme desembolso de fondos públicos efectuado".

La Fiscalía destaca que la facturación del abogado sevillano "resulta alarmante y desproporcionada", y resalta que percibió 348.587 euros (58 millones de pesetas) por unas alegaciones que salen a "100.000 pesetas por página". Del Nido aseguró ayer que no tiene "absolutamente nada que temer" porque las minutas que ha girado han sido "todas con arreglo a las normas profesionales del Colegio de Abogados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 2006