Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación y empresarios se unen para rechazar el plan del aeropuerto de Hondarribia

El palacio foral de Guipúzcoa sirvió ayer para escenificar el rechazo de la Diputación y diversas organizaciones empresariales de la provincia al Plan Director para el aeropuerto de Hondarribia aprobado por el Ministerio de Fomento, que descarta la ampliación de su pista para habilitar las franjas legales de seguridad. El diputado general, Joxe Joan González de Txabarri, leyó un manifiesto en el que se sostiene que reducir la longitud operativa de la plataforma supone "limitar" el desarrollo del aeródromo y se apuesta por buscar un "consenso" para "minimizar" las afecciones que conllevaría alargar la pista.

El Manifiesto a favor del aeropuerto de Hondarribia ha sido consensuado por la Diputación, la patronal Adegi, la Cámara de Guipúzcoa, la Federación Mercantil, Kutxa, Elkargi, el Parque Tecnológico de San Sebastián y el grupo MCC. El alcalde donostiarra, Odón Elorza, tachó de "poco inteligente" la actitud de Txabarri por no invitarle a suscribir el documento. "Lo importante es sumar", dijo, e instó al diputado general a "convencer y compensar a quienes tienen resistencias", en vez de plantear la cuestión como "una batalla contra Madrid". Fuentes forales adujeron que se buscaba una representación "territorial" del tejido socio-económico y que tampoco estaban otros ayuntamientos.

Pista operativa

La declaración no cita expresamente la ampliación de la plataforma, pero, tras subrayar que el aeródromo es "estratégico para el futuro económico y turístico de Guipúzcoa", afirma que "reducir la longitud de la pista operativa supone limitar de facto el potencial del aeropuerto".

Fomento contempla mantener la pista actual, con 1.754 metros, de los que 300 metros deben reservarse para crear las franjas de seguridad. Esto supone reducir el espacio operativo de la plataforma, por lo que la Diputación y el Ayuntamiento de San Sebastián apuestan por alargarla hacia el barrio de Mendelu.

Los firmantes del manifiesto desean buscar "el consenso". "Es necesario seguir la línea de trabajo en común desarrollada por las instituciones vascas, en particular con los ayuntamiento de Hondarribia e Irún, en aras a minimizar afecciones, concretar alternativas y posibilitar nuevos desarrollos en la zona". Creen imprescindible "actualizar" el convenio entre España y Francia que regula el uso del aeródromo. Defienden "la complementariedad" de los aeropuertos vascos y reclaman la transferencia de su gestión.

La consejera de Transportes, Nuria López de Gereñu, señaló que, a la espera de la transferencia, debería darse "una descentralización" de la gestión para mejorarla. Abogó también por coordinar los aeródromos y subrayó que ya es hora de que las instituciones vascas y AENA (ente gestor de los aeropuertos) acuerden un plan de revitalización del aeropuerto de Hondarribia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 2006