Los abogados madrileños acuden hoy a votar los estatutos del colegio profesional más grande de España

Más de 47.000 abogados madrileños votan hoy unos nuevos estatutos. Las normas que rigen este colegio profesional son de 1948 y contienen aún frases anacrónicas como que "las mujeres podrán ser admitidas al ejercicio de la profesión". Todavía no están adaptados a la Constitución o al Estatuto General de la Abogacía.

Pero los nuevos estatutos vienen precedidos de manifiestos a favor y en contra y de todo tipo de acusaciones que los letrados madrileños se están lanzando estos últimos días. La campaña a favor del "no" y del "sí" está inundando los móviles y correos electrónicos de los electores.

En el manifiesto ¿Quieres otro colegio?, la plataforma que pide el voto en contra de los estatutos, apoyada por abogados como Gregorio Marañón, José Garrido o Javier Ledesma acusan al nuevo texto de "impedir que la transición llegue de una vez por todas a este colegio", según indica José Garrido. Critican que el el Decano pueda ser reelegido una y otra vez y que no exista un órgano intermedio entre la Junta de Gobierno, órgano ejecutivo de ... miembros, y la Junta General, en la que pueden participar todod los colegiados. Aseguran que sin él, las minorías quedan completamente excluidas en el Colegio y sostienen que los grupos que controlan el colegio se valdrán del nuevo texto para perpetuarse en el poder. "Desde que comenzó la democracia sólo ha habido dos decanos, en casi 30 años", indica Javier Ledesma. "Lo que demuestra el funcionamiento cesarista de la institución".

Los defensores del texto que se vota afirman que las verdaderas intenciones de los detractores no son mejorar el colegio, sino obtener su propia cuota de poder. Los nuevos estatutos han sido aprobados por la Junta de Gobierno, presidida por el Decano, Luis Martí Mingarro.

Miguel Cid, que forma parte de la Junta de Gobierno, asegura que "por primera vez el colegio va a tener unos estatutos a la altura de los tiempos". Señala que se trata de un texto democrático, que en la Junta General pueden participar todos los colegiados y que contiene avances importantes en materia de igualdad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de julio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50