Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:BOLSAS

Momentos de confusión

El desconcierto se ha adueñado de los mercados de valores ante la evolución de los acontecimientos en Oriente, desde Corea hasta el Mediterráneo, y ha provocado la retirada de los inversores, a veces con cierta precipitación.

La mayoría de los mercados han sufrido las consecuencias de este descontrol y sus efectos han llevado a una situación en la que la confusión es un factor de peso.

El petróleo continúa con su escalada y su precio ya supera los 77 dólares por barril, al tiempo que las políticas monetarias se endurecen para hacer frente a las más que posibles tensiones inflacionistas que crecerán a corto plazo. En este sentido, la decisión del Banco de Japón de situar su tipo de interés en el 0,25% después de seis años de tipos cero es todo un síntoma a tener en cuenta, aunque la propia subida del precio del petróleo puede traer consigo, además, cierto enfriamiento de las economías.

Con estas premisas, el 1,19% que perdió ayer el Ibex 35 no parece un resultado dramático, aunque la caída del 3,32% en el conjunto de la semana sí que aporta motivos de preocupación, sobre todo porque los soportes se han mostrado excesivamente débiles a pesar de que los analistas destacan la escasa presión del papel en unos mercados que consideran sobrevendidos.

Casi todos los grandes mercados de valores sufrieron en esta sesión descensos que superaron el 1%, comenzando por Tokio, que perdió el 1,67%, pasando por Europa, donde destacaba el 1,90% que bajó Francfort, y culminando la serie en Nueva York, mercado que perdía el 1,02% a media sesión. En este caso, a la situación internacional hubo que añadirle el descenso de las ventas minoristas en el mes de junio y el retroceso de la confianza de los consumidores en julio, datos que vienen a confirmar que la evolución de la economía estadounidense ha entrado en una fase de inestabilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de julio de 2006