Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Rosa, titular de McLaren

La escudería británica de F-1 rescinde el contrato a Montoya y le sustituye con el español

La constancia de Pedro Martínez de la Rosa se ha visto, por fin, recompensada. A sus 35 años de edad, el español va a sentarse en un McLaren Mercedes como piloto titular. La decisión de Ron Dennis fue adoptada de forma tan natural como fulminante había sido la de rescindir el contrato con Juan Pablo Montoya. El patrón de la escudería británica estaba harto de las veleidades del colombiano, quien el pasado domingo, por su cuenta y riesgo, anunció que el año próximo disputará la fórmula Nascar en Estados Unidos.

De la Rosa cumplía su cuarta temporada como piloto probador de McLaren. Deseaba volver a competir, pero no a cualquier precio. De hecho, el pasado invierno le llegaron algunas ofertas. Su premisa era que la escudería en que se enrolara tuviera posibilidades de luchar por ganar. De lo contrario, prefería continuar fiel a McLaren como probador.

"Conozco el MP4-21 mejor que cualquiera y estoy seguro de sumar puntos importantes"

Ya había pasado la etapa en la que luchaba simplemente por las migajas con bólidos de segunda o tercera fila. Fueron cuatro durísimos años, los que van desde 1999 a 2002. Y eso que su debut en la fórmula 1, a los mandos de un Arrows, no pudo ser más esperanzador. Fue el sexto y, en consecuencia, sumó el primer punto de su carrera. Sin embargo, y pese a ofrecer muestras puntuales de sus excelentes dotes al volante, no pudo brillar como habría deseado por la falta de competitividad tanto de los Arrows Supertech, en sus dos primeros años, como de los Jaguar Ford Cosworth en los dos siguientes. Acto seguido, en 2003, fue fichado por McLaren como probador.

Su calidad quedó de manifiesto especialmente la pasada temporada, cuando los terceros pilotos de algunas escuderías podían competir con los mejores en las primeras sesiones de entrenamientos. Estaban beneficiados porque sus monoplazas no debían reservarse tanto como los de los titulares, pero, aún así, a nadie le pasaron inadvertidas las prestaciones de De la Rosa, que consiguió casi siempre marcar los mejores tiempos. Uno de los que tomó buena nota fue el propio Dennis, que le llegó a confesar su extrañeza por el hecho de que no dispusiera de un coche como titular en alguna otra escudería, ya que veía en él a un posible campeón del mundo.

Sin embargo, las plazas de McLaren estaban copadas por el finlandés Kimi Raikkonen y Montoya. La sospechosa lesión que sufrió éste la pasada temporada -alegó que se produjo mientras jugaba al tenis con su preparador físico-, le brindó la ocasión a De la Rosa de competir de nuevo en un gran premio. Fue en el de Bahrein y concluyó, después de un fantástico remonte, en la quinta posición, igualando la que obtuvo en el de Italia de 2001 con un Jaguar.

"Conozco el MP4-21 mejor que cualquiera y estoy seguro de poder sumar puntos importantes para el Campeonato del Mundo", declaró De la Rosa tras conocer la noticia de que competirá con el McLaren a partir del Gran Premio de Francia, que se disputará el próximo domingo en Magny Cours.

Será la primera de las ocho carreras en las que De la Rosa podrá demostrar su valía e intentar ganarse un contrato como titular la próxima temporada, en la que Fernando Alonso se incorporará como primer piloto de McLaren.

El abanico de posibilidades continúa estando abierto, pero todo indica que Raikkonen abandonará McLaren y que Dennis optará entre De la Rosa o el prometedor británico Lewis Hamilton, líder de la GP2, antesala de la fórmula 1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2006