Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide la absolución de Botín en el caso de las jubilaciones

El fiscal Miguel Ángel Torres pidió ayer, en una vista pública en el Tribunal Supremo, una sentencia absolutoria para el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y los antiguos ejecutivos de la entidad, José María Amusátegui y Ángel Corcóstegui, que cobraron 43,8 millones de euros y 108,1 millones, respectivamente. Este pago lo recibieron los dos ejecutivos cuando abandonaron el banco antes de la fecha acordada.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo estudió un recurso de casación presentado contra la sentencia de la Audiencia Nacional que, en 2005, exculpó a Botín, Amusátegui y Corcóstegui, de un delito de apropiación indebida o un delito societario de administración desleal por cobrar indemnizaciones millonarias tras la fusión del Banco Santander y el Banco Central Hispano en enero de 1999.

Las acusaciones particulares en esta causa, en representación del ex consejero de Banesto Rafael Pérez Escolar, condenado por el Supremo por el caso Banesto, y del accionista minoritario del Juan Francisco Franco Otegi, piden la condena por perjuicio a los accionistas y administración desleal. El fiscal cree que no hubo este perjuicio y que los accionistas aprobaron en junta las indemnizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de julio de 2006