Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto menoquín de Ciutadella se reabre al tráfico de barcos

El puerto de Ciutadella de Menorca quedó ayer de nuevo operativo para el tráfico de barcos de pasajeros y carga -en las líneas desde Cataluña y Mallorca-, después de dos semanas de cierre obligado por los daños causados por la gran resaca marina (rissaga) del pasado 15 de junio, que provocó graves daños.

Unos 2.500 pasajeros usan cada día las instalaciones del puerto del poniente de Menorca. En estas dos semanas, unas 1.000 personas han reclamado a las navieras por las molestias sufridas, bien por las suspensiones o el traslado al puerto de Mahón.

La naviera Baleària advirtió al Gobierno de Jaume Matas de que retiraría su ferry rápido Ramon Llull y lo destinaría a Ceuta si se mantenía la postura de cierre. El Gobierno de Matas pretende forzar la construcción de su proyecto de macropuerto exterior, al que se oponen el Consell de Menorca y el Ministerio de Medio Ambiente. El Nura Nova de Iscomar y el Rápido del Puerto de Cape Balear, de menor capacidad que el ferry, también han reanudado la actividad.

Joana Barceló, presidenta del Consell de Menorca, asumió el compromiso de presentar una propuesta técnica para asegurar las condiciones de seguridad en las maniobras de los grandes barcos en el angosto puerto, sin crear infraestructuras de gran impacto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de julio de 2006