Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SEPLA presenta a Trabajo la solicitud de huelga en Iberia para julio

La nueva línea de vuelos baratos prevé llegar a cinco millones de viajeros en 2007

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) entregó ayer en el Ministerio de Trabajo la convocatoria de huelga en Iberia del 10 al 16 de julio, según informó el sindicato. Los paros se deben a la oposición frontal de los representantes de los pilotos a quedar fuera de la línea de vuelos baratos en la que participa Iberia, ya que, a juicio del sindicato, eso pone en peligro los puestos de trabajo. El sindicato de pilotos afirma que se replantearía la huelga si hay un acuerdo para que los profesionales de Iberia piloten los aviones de la aerolínea, de momento conocida como Catair, que consideran una "filial encubierta" de la antigua compañía de bandera.

Entre los cuatro motivos esgrimidos en la convocatoria figuran el que Iberia se "ha negado a garantizar" que no utilizará la nueva compañía para "vaciar" la suya y que no ha respondido a la propuesta del sindicato, del 30 de marzo, para que los pilotos de Iberia realicen los vuelos de la aerolínea. Además, aduce la ruptura de la negociación del convenio por la ocultación de información al sindicato y que Iberia "está perjudicando gravemente la progresión, la promoción y la actividad profesional de sus pilotos como consecuencia de su política de abandono progresivo de líneas, trasvase y subcontratación".

Asimismo, el sindicato ha remitido la convocatoria de huelga al Ministerio de Fomento, ya que la Dirección General de Aviación Civil debe establecer los servicios mínimos durante la semana de paro. El SEPLA solicita que en ese decreto de mínimos se tengan en cuenta los desplazamientos que deben realizar los pilotos para incorporarse a su trabajo si el vuelo asignado parte de un aeropuerto diferente de su base.

Un portavoz de Catair, la empresa de la línea aérea en la que participa Iberia, explicó ayer que en 2007, el primer año entero de funcionamiento de la compañía, prevé alcanzar los cinco millones de viajeros con 14 aviones, lo que la situaría entre las 10 primeras de España por volumen de pasajeros. La compañía (cuyo nombre se conocerá previsiblemente la próxima semana, una vez la empresa analice las propuestas de los publicistas) comenzará a operar en octubre con una decena de destinos europeos y dos nacionales, con Barcelona como base, si bien posteriormente se establecerán dos o tres más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2006