Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene en Sitges a un responsable de la Camorra napolitana

Carmine R. fue localizado tras realizar varias compras en metálico con identidad falsa

La policía ha detenido en la localidad barcelonesa de Sitges al ciudadano italiano Carmine R., de 38 años, considerado el máximo responsable del grupo mafioso Di Lauro, perteneciente a la Camorra napolitana, según informó ayer la Dirección General de la Policía. Carmine R., buscado desde 2004 por las autoridades italianas -que el pasado mes de abril dictaron una euroorden contra él- está acusado de asociación mafiosa y tráfico de drogas. Fue detenido por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos en colaboración con otros de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña y de la comisaría de Vigo-Redondela (Pontevedra).

El detenido había adquirido material pirotécnico por valor de unos 2.500 euros, compró un vehículo Porsche por 67.000 euros y abonó por adelantado y al contado el importe anual del alquiler de una vivienda. Una vez averiguada la identidad que utilizaba, la policía consultó con las autoridades italianas, que comprobaron que los datos correspondían a un pescador de su país que difícilmente podía tener ese poder adquisitivo. Las gestiones posteriores confirmaron que Carmine R. se ocultaba en España bajo esa identidad falsa y que residía en Sitges.

Carmine es uno de los máximos exponentes del grupo mafioso Di Lauro, que ha quedado "prácticamente desarticulado, tras diversas operaciones policiales realizadas desde primeros de diciembre de 2004", señalaron fuentes del Ministerio del Interior.

En una redada realizada en el barrio napolitano de la Scampia, y en la que participaron más de 1.500 policías, decenas de bomberos y varios helicópteros para entrar en los fortines del clan, las autoridades italianas detuvieron a Paolo Di Lauro, alias Ciruzzo el millonario, y a su hijo Ciro, que administraba un emporio económico que movía 15.000 millones de euros anuales. Ciro trató de incrementar sus beneficios propiciando la rebelión de un grupo de pistoleros, que decidieron independizarse y controlar una parte del negocio de tráfico de drogas, lo que dio lugar a un largo conflicto que se saldó con más de 120 muertos.

Tras la detención de los principales dirigentes, Carmine R. fue el reorganizador y máximo responsable del grupo mafioso, y se estableció en la localidad de Melito di Napoli, desde donde dirigía el tráfico de drogas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006