Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Motociclismo | Gran Premio de Cataluña

La ambulancia de Sete se estrella

La desgracia parece perseguir a Sete Gibernau. A los problemas mecánicos que arrastra desde la pasada temporada se le unió ayer un grave accidente del que salió con una rotura de la clavícula izquierda, que no podrá ser operada hasta mañana por culpa de una conmoción cerebral que impuso una espera de 48 horas. Sin embargo, ahí no acabó todo. Tras dar varias vueltas de campana en el circuito con su Ducati, la ambulancia que trasladaba a Gibernau a la clínica Dexeus de Barcelona sufrió un accidente a menos de 50 metros de su destino, en la confluencia entre la calle de Angli y el paseo de Bonanova. La ambulancia se pasó un semáforo en rojo y chocó contra un autobús urbano, causando heridas leves a un sanitario. Según fuentes médicas, Sete incluso se cayó de la camilla, sin mayores consecuencias. Según fuentes médicas de la Clínica Dexeus, a Gibernau deberá aplicársele otra placa en la misma clavícula, que ya había sido operada, y podría estar parado alrededor de seis semanas. Se perdería las dos próximas carreras.

Por otra parte, en la carrera de 125cc el piloto de Vilacañas, Julián Simón, sufrió un accidente del que salió con rotura de fémur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 2006