Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:PARA NIÑOS | EL VIAJERO HABITUAL

Diversiones estivales en plena naturaleza

Aprenden a cuidar del entorno, o a reconocer aves y árboles. Vacaciones infantiles donde ocio y medio ambiente van de la mano.

El verano es la prueba de fuego de la conciliación laboral y familiar. Y ahora, ¿qué hacemos con los niños?, se preguntan los padres, desesperados. Los campamentos son una buena opción para que los chavales disfruten de sus vacaciones mientras los padres trabajan, pero hay que saber elegir. Hemos seleccionado cuatro campamentos de sensibilización con la naturaleza, situados en escenarios privilegiados, organizados por entidades con larga experiencia en este tipo de actividades, y en los que el ocio y el aprendizaje van de la mano.

Albergue bioclimático

La aldea de Breanca, en Vilarmaior (A Coruña), cerca del Parque Natural das Fragas do Eume y de las playas de Miño, Pebres y Cabanas, es el lugar elegido este año por la organización ecologista Greenpeace para celebrar su campamento infantil y juvenil. Los chicos se alojan en un albergue rural de construcción bioclimática, en plena naturaleza y a pocos minutos de las playas, cerca del citado parque. Uno de los objetivos del campamento es que los chavales aprendan a detectar los problemas medioambientales de la zona y a proponer soluciones, siempre bajo la tutela de los educadores. Se celebra en julio y hay diferentes turnos, según la edad. Los niños de 10 a 13 años pueden elegir entre el primer turno, que va del 1 al 10, y el segundo, que transcurre entre el 11 y el 20. Los chicos de 14 a 17 años tienen reservado el turno que va del 21 al 30 de julio. El precio es de 421 euros por participante. Incluye alojamiento y pensión completa, además de los materiales necesarios para las actividades. No incluye el viaje ni la comida del primer día.

- campamentosgrennpeace@actioactivitats.

com; 963 50 47 49.

Entre gargantas y riachuelos

Al agua, como recurso escaso, imprescindible para los ecosistemas y para la vida, se acercarán los chicos que acudan al campamento que organiza la asociación ecologista Adenex en La Vera, en el norte de Cáceres. No es extraño que los organizadores hayan elegido esta comarca, en la que abundan gargantas y riachuelos de agua transparente y en la que hay una buena representación del bosque mediterráneo. El campamento, destinado a niños entre 6 y 16 años, se ubica en el municipio de Cuacos de Yuste, en las estribaciones de la sierra de Tormantos, el lugar al que se retiró el emperador Carlos V en los últimos años de su vida. Hay tres turnos, todos de 10 días: del 1 al 9 y del 15 al 23 de julio, y del 28 de julio al 5 de agosto. La cuota es de 210 euros para los no socios, e incluye el alojamiento, la comida, los materiales y un seguro de responsabilidad civil.

- www.adenex.es.

En el parque de Doñana

A escasos metros de la marisma del Parque Nacional de Doñana, en El Rocío, se celebra en julio un campamento destinado a niños de edades comprendidas entre los 8 y los 17 años. Si bien el verano no es la mejor época para conocer Doñana -las marismas estarán secas-, el parque tiene tantos atractivos que hacen que cualquier momento sea bueno para acercarse a uno de los espacios naturales más emblemáticos de España, único en Europa, por la diversidad de su flora y de su fauna, incluidas especies en serio peligro de extinción, como el lince ibérico. Se visitan los principales ecosistemas del parque: las marismas, las dunas, los cotos, la vera y las playas. El campamento ofrece varios turnos, todos en julio, y está organizado por Turismo de Doñana.

- www.turismodedonana.com.

Observando águilas imperiales

En La Granja (Segovia) se ubica la escuela de sensibilización ambiental Puerta del Campo, muy próxima a los montes de Valsaín, el primer espacio natural protegido legalmente en España, ahora propiedad del Organismo Autónomo Parques Naturales. Situados en las estribaciones de la sierra de Guadarrama, los montes de Valsaín destacan por la riqueza de su avifauna: águilas imperiales y buitres negros, entre otras especies. Precisamente, la observación de las aves es una de las actividades programadas en los talleres de educación ambiental, que incluyen rutas por los principales ecosistemas del lugar: robledales, pinares, encinas, el río Eresma... También hay programada una visita al Centro Nacional de Educación Ambiental (Ceneam), del Ministerio de Medio Ambiente. Se establecen tres grupos de edades comprendidas entre los 6 y los 15 años. Los precios oscilan entre los 350 y los 400 euros, dependiendo de la quincena que se elija, en julio o agosto.

- www.puertadelcampo.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de junio de 2006