Cartas al director
i

Retenes antiincendios

Como todos los años por estas fechas, iniciamos una nueva campaña de extinción de incendios forestales, y volvemos a comprobar, atónitos, el grado de improvisación con que la Consejería de Medio Ambiente y su delegación en Guadalajara se toman este asunto tan serio.

Ha pasado tiempo suficiente para mejorar y solucionar las numerosas carencias que los retenes y agentes forestales padecemos para realizar nuestra hermosa labor de proteger el monte. Pero, una vez más, la falta de previsión y la mala gestión ponen en peligro nuestro monte y nuestras vidas. Nos prometieron mejorar las comunicaciones y ni siquiera nos han dado emisoras. Nos prometieron aumentar el personal y nos quitan componentes a varios retenes. Nos prometieron una formación adecuada y previa al inicio de la campaña, y seguimos esperando que alguien nos la dé. Continuamos con los viejos vehículos, pero además sin herramientas, ni batefuegos, ni mochilas de agua. Seguimos sin conocer los protocolos, sin pasar pruebas físicas, sin planos de la zona, ni prismáticos...; sólo nos cambian el color del traje, pero seguimos igual de abandonados.

Sabiendo que ni la actitud ni la gestión de la consejería va a cambiar por tan insignificante carta, sólo deseo que si me ocurriese cualquier desgracia en el trabajo, no humillen a mi familia dándoles una medalla en mi nombre, ni les digan que hicieron todo lo posible y que fue un fatal accidente. Trabajen para que no vuelva a ocurrir y no incrementen más nuestro dolor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50