Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más del 20% de accionistas de Arcelor pide que se condicione la fusión con Severstal

Mittal califica de engaño el precio anunciado de la unión con la siderúrgica rusa

Un grupo de accionistas representativo de más del 20% del capital de Arcelor hizo llegar ayer a la compañía una carta en la que reclaman una mayor participación en la anunciada fusión con la siderúrgica rusa Severstal. Los inversores piden que la operación se condicione a la obtención del respaldo de dos tercios del capital presente o representado en una junta extraordinaria, en lugar del 50% del accionariado establecido por los gestores de Arcelor. Mittal, que ha presentado una oferta de compra por la compañía, asegura que la fusión con la rusa es un "engaño" para los accionistas.

Guy Dollé, consejero delegado de Arcelor, compañía resultante de la fusión entre la española Aceralia, la luxemburguesa Arbed y la francesa Usinor, confirmó ayer en Bruselas que el presidente de la siderúrgica, Josep Kinsch, recibió ayer la misiva de los accionistas descontentos. Aunque la compañía no confirmó qué porcentaje del capital suscribe la petición de que se convoque una junta extraordinaria, distintos medios y la propia Mittal la cifran en más del 30%. Según la normativa de Luxemburgo, sede de Arcelor, el consejo de administración de una compañía está obligado a convocar una junta si lo solicita el 20% del capital.

Dollé aseguró ayer que el consejo de administración de Arcelor "revisará" la petición y reconoció el derecho legal que asiste a los accionistas que superen el citado umbral. Esta junta extraordinaria llegaría en todo caso tarde, ya que de convocarse pasarían 30 días hasta que se celebre. El pasado viernes, Arcelor anunció su intención de fusionarse con la rusa Severstal, controlada por el magnate ruso Alexéi Mordashov. La operación crearía el mayor grupo siderúrgico del mundo y torpedearía la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) hostil lanzada el pasado 27 de enero por la compañía angloindia Mittal Steel.

Hace dos semanas la compañía mejoró el precio de su oferta inicial en un 34%, hasta 25.800 millones de euros, aunque con un pago en efectivo limitado a 7.600 millones de euros, el 29,4% del total. Esta propuesta valora cada acción de Arcelor en 37,74 euros.

Por su parte, la fusión entre Arcelor y Severstal, según los términos anunciados, se concretará mediante una ampliación de capital que permitirá a Mordashov hacerse con el 32% de la compañía resultante. Éste pagará 1.250 millones de euros por 295 millones de acciones de nueva emisión a un valor nominal de 44 euros. Además, aportará el 89,6% de Severstal. Los actuales accionistas de Arcelor conservarán el 68% restante del capital. Según el procedimiento anunciado, esta fusión sólo se vería frustrada si votase en contra de ella más del 50% del capital en circulación en la junta que se ha convocado a tal efecto el próximo 28 de junio.

Índice de asistencia

Ese umbral imposibilitaría en la práctica que la operación no saliera adelante puesto que, como señalan los accionistas disidentes en su carta, "los índices de asistencia a las juntas de accionistas de Arcelor nunca han superado en el pasado el 35%". Hoy, Dollé y Mordashov expondrán en Madrid su plan a los inversores. También se reunirán con el secretario de Estado de Economía, David Vegara, y con el secretario general de Industria, Joan Trullén.

El grupo europeo prevé devolver a sus accionistas 7.600 millones de euros mediante el pago de dividendos y a través de una oferta pública de recompra de acciones que deberá ser aprobada el próximo 21 de junio por los accionistas de Arcelor. Si esta operación se completa en su totalidad, Mordashov podría ver aumentada su participación hasta el 38%.

Según los cálculos de Arcelor y Severstal, la fusión supone valorar cada acción en 44 euros. Sin embargo, el consejero delegado de Mittal Steel para Europa, Roland Baan aseguró ayer que el valor implícito de las acciones que Arcelor emitirá para completar su unión con Severstal equivale a 33 euros por acción, un 25% inferior a la oferta de Mittal. Según Baan, se trata de un "engaño" al accionista y que lo que se hace es "regalar" a Mordashov el control de la compañía sin que éste tenga que pagar una prima por ello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2006