Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:NECROLÓGICAS

Miguel Ortiz Berrocal, escultor

Sus obras más características son las esculturas desmontables, combinatorias y mutables

Miguel Ortiz Berrocal nació en Villanueva de Algaidas, Málaga, en 1933. Estudió en Madrid, en la Escuela de Artes Gráficas, y en la de Artes y Oficios. Sus obras más características son las esculturas desmontables y combinatorias. Vivió cerca de Verona, Italia, más de 30 años. Falleció el 31 de mayo.

El escultor Miguel Ortiz Berrocal falleció el 31 de mayo a los 73 años en su localidad natal, Villanueva de Algaidas (Málaga), a causa de un cáncer de próstata.

Estudió en Madrid y, tras iniciar estudios de Química y Arquitectura, se centró en la actividad artística en la Escuela de Artes Gráficas y en la de Artes y Oficios, donde tuvo como profesor de modelado a Ángel Ferrant.

"Llegué a la escultura de forma casual, porque mi vocación era la pintura", explicó en el año 2003 cuando se inauguró su exposición en el Palacio Episcopal de Málaga. "Mi padre quería que fuera médico como él, y a mí me gustaba el arte. Al final llegamos a un acuerdo para que estudiara Arquitectura. El descubrimiento de las matemáticas fue como cuando San Pablo se cayó del caballo. Me hizo comprender la dimensión del espacio y me conquistó para la escultura. Lo que me interesa es la forma y su valor interno", añadió.

En 1952 realizó su primera exposición, de dibujos de paisajes andaluces, en la Galería Xagra, en Madrid. Muy joven, a los 22 años, fue seleccionado para representar a España en la Bienal de Venecia. Después logró una beca para París. A partir de entonces vivió entre Francia e Italia y empezó a exponer por Europa.

En 1959 comenzó a crear las conocidas como esculturas desmontables con el Grand Torse y el Hommage a Piero della Francesca, que muestran la atracción por las formas articuladas en materiales como el bronce y la reproducción seriada. En 1966 se instaló en Verona y poco después adquirió un palacio del siglo XVIII, Villa Rizardi, en Negrar, cerca de Verona.

Berrocal fue el diseñador de las estatuillas de los Premios Goya de la Academia del Cine, y se interesó desde su juventud por un sistema de escultura desmontable, transformable y combinatorio que caracteriza toda su posterior producción escultórica. En ella hay una búsqueda constante de nuevos conceptos y espacios desconocidos en el interior de la propia estructura que abre el camino para que el espectador participe.

Escultores como Oteiza y Chillida, entre otros, influyeron en la obra de Berrocal, que recurría a temas clásicos como torsos, cabezas o figuras reclinadas y, sobre todo, a un cierto antropomorfismo para evitar un resultado excesivamente geométrico y abstracto. Sin embargo, es evidente la impregnación de las matemáticas o la arquitectura en sus esculturas, fruto de su propia inclinación y de su formación académica. Trabajó con diversos materiales, desde el hierro, hasta la madera o la porcelana. Su estilo se caracteriza por la meticulosidad y precisión en la realización de complejas piezas manipulables, y la exactitud de los diseños y los posteriores ensamblajes dan como resultado elementos escultóricos formados, a su vez, por otras piezas que tienen una identidad propia.

Esa dificultad que comporta la realización de cada una de sus esculturas le impulsó, a partir de 1962, a realizar las mismas de manera seriada. A partir de 1974, su estilo se depuró extraordinariamente, pasando a realizar formas más sencillas y mecanicistas, y en su etapa más reciente se sirvió de un dibujo cada vez más elemental y esencial.

Desde que en 1952 celebrara en la galería Xagra de Madrid su primera individual, realizó numerosas exposiciones por todo el mundo y su obra se encuentra en importantes museos e instituciones tanto europeas como americanas. En 1984 tuvo lugar su primera exposición antológica en España, celebrada en el Palacio de Velázquez del Retiro; en 1992 creó dos esculturas para la Exposición Universal de Sevilla -que se instalaron en el pabellón del Comité Olímpico Internacional y en el auditorio de La Cartuja, respectivamente-, y el 28 de febrero de 1993 recibió la medalla de oro de Andalucía.

Desde el año 2002 trasladó su taller de Verona (Italia) a su localidad natal con el fin de establecer su producción y a su vez centrar sus obras en el futuro Museo Berrocal gestionado por la Fundación Algaidas para el estudio y conservación de la obra de Berrocal. El municipio de Villanueva de Algaidas (Málaga) ha decretado un día de luto oficial. El alcalde, José Cabrera, declaró que consideraba la muerte del artista una "pérdida en el mundo de la cultura para Andalucía, para España y para el pueblo" de Villanueva de Algaidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2006