Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El estado de la nación | El futuro de Euskadi

El PNV recuerda al Gobierno que Batasuna no le representa

Zapatero señala que sería "un gran error" tratar de excluir al PP del futuro diálogo

No hay la menor duda de la satisfacción del PNV por que pueda abrirse el camino de la paz en el País Vasco, pero este partido precisa que las conversaciones que pueda haber con ETA y con Batasuna sólo conciernen a esos interlocutores, porque no representan ni al PNV ni a sus votantes. El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, tacha de innecesario que el presidente del Gobierno acuda a la Cámara a anunciar la apertura del diálogo con ETA, pero lo deja a su criterio.

El PNV habló en extenso del proceso de paz, por un lado, y del diálogo político de una eventual reforma estatutaria. También el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero separó ambos planos, pero apuntó la novedad de que no es imprescindible que uno culmine absolutamente para empezar el diálogo político entre todos los partidos.

Pero ayer quedó claro el cierto resquemor del PNV sobre el protagonismo que tendrá cada cual en el País Vasco. De momento, Erkoreka, ironizó, a veces con regusto amargo, sobre las eventuales relaciones entre la izquierda abertzale e incluso ETA con el Gobierno de la nación.

"Nosotros no hemos estado en Sudáfrica, como otros, aprendiendo técnicas de negociación, pero a mi grupo parlamentario no le falta información, voluntad y ganas de trabajar por nuestro pueblo". Y continuó: "Esa gente quiere monopolizar la relación con usted y con su partido, incluso con su Gobierno. Pero téngalo en cuenta, señor presidente, no nos representan, ni a nosotros ni a los miles de ciudadanos que nos han votado". Nada tiene que objetar el PNV, señaló Erkoreka, pero siguió con las precisiones. "En las conversaciones que mantengan con usted y con su Gobierno, les expondrán sus aspiraciones, sus problemas, sus inquietudes; las suyas, no las nuestras".

A pesar de esas llamadas de atención, el portavoz peneuvista demostró que le parece básicamente bien cómo el presidente del Gobierno está manejando la situación, aunque "la transparencia perjudica más que beneficia", por lo que dijo que sería mejor un mayor sigilo. Desde esa perspectiva Erkoreka considera que el jefe del Ejecutivo "si lo desea puede omitir el trámite de la comparecencia parlamentaria" para decir que va a empezar el diálogo con ETA, porque se ha verificado la voluntad inequívoca de la banda de abandonar la violencia.

Si Erkoreka habló de Batasuna, aunque sin citarla, el presidente del Gobierno citó al PP, para bien, en dos ocasiones. "Puedo asegurarle que el Partido Socialista valora extraordinariamente la representación del PNV, pero el Partido Socialista de Euskadi tiene muy presente también lo que representa el PP, y sería un gran error que no hiciéramos el máximo esfuerzo para que todas las fuerzas políticas democráticas intenten fraguar ese acuerdo". Momentos antes el presidente rindió homenaje a los militantes del PSOE y del PP muertos en el País Vasco.

Erkoreka reprochó al presidente del Gobierno que hubiera hecho un anuncio trascendente desde un mitin de partido en Barakaldo hace un par de semanas, en vez de elegir un foro institucional. Zapatero recordó que era un acto de partido, pero que su discurso no fue partidista, ya que fue respetuoso con todos los partidos políticos y no descalificó a nadie. Erkoreka insistió en que ese no debería haber sido el marco en el que anunciara que en el mes de junio iría al Congreso a anunciar el comienzo del diálogo con ETA.

Sin violencia todas las ideas se pueden defender, dijo Zapatero. "Por supuesto que hay un camino para ensanchar el autogobierno de la comunidad de Euskadi; el método será el diálogo", agregó.

No adelantó el presidente "las ideas" sobre cómo será el proceso de diálogo en el País Vasco, al margen del que se lleve a efecto con la banda terrorista, pero hizo el anuncio de que ambos procesos podían coincidir en el tiempo. Una vez más, negó al representante del PNV que el derecho a la autodeterminación pueda ver la luz, y le invitó a abandonar conceptos "míticos". Estado de derecho y respeto a las reglas democráticas fueron alusiones permanentes de Zapatero para señalar que las apelaciones al derecho a decidir de los ciudadanos vascos, sí, pero siempre que se asienten en la legalidad.

Presos, cuando toque

También esta mención la hizo Zapatero en su respuesta a la representante de Eusko Alkartasuna, Begoña Lasagabaster, en la que primó, sobre todo, el respeto a esta parlamentaria por encima de las evidentes discrepancias.

El acercamiento de presos a las cárceles vascas es una demanda constante de esta parlamentaria, y Zapatero le reconoció coherencia, ya que formula esa petición desde siempre. "Acercamiento de presos, cuando toque", dijo el jefe del Ejecutivo. Lasagabaster se preguntó si era razonable mantener algunas leyes "reaccionarias". Por ejemplo, mantener una incomunicación de hasta 13 días. No olvidó la parlamentaria recordar que está pendiente desde 1979 la transferencia al País Vasco de la política penitenciaria. Tampoco el trato que recibió la reforma del Estatuto de Gernika que llegó al Congreso, conocida como plan Ibarretxe, en relación con los de Valencia y Andalucía. El Congreso votó en contra de la toma en consideración del proyecto vasco porque, a juicio de la mayoría parlamentaria, no se ajustaba en absoluto a los parámetros constitucionales.

También de guante blanco fue el debate entre Zapatero y la diputada de Nafarroa Bai, Uxúe Barkos. Esta diputada navarra, que también pidió una política penitenciaria "de acercamiento", deploró que se haya utilizado esa comunidad por quienes han querido sembrar "el peligro irreal de Navarra como moneda de cambio" para el fin de ETA. "El futuro de Navarra sólo está en manos de sus ciudadanos", dijo Barkos tras plantear a Zapatero otras reivindicaciones para su comunidad. El presidente no soslayó esa prédica de Navarra a cambio de paz. "El tiempo hará que respondan por ello", dijo.

DIÁLOGO ENTRE JOSU ERKOREKA (PNV) Y JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO

ERKOREKA: "Esa gente [la izquierda 'abertzale' y ETA] quiere monopolizar su relación con usted y con su partido, incluso con su Gobierno. Pero, téngalo en cuenta, no nos representan, ni a nosotros ni a los miles de ciudadanos que nos han votado".

"Si lo desea puede omitir el trámite de la comparecencia en el Congreso" para anunciar que empezará el diálogo con ETA.

ZAPATERO: "Por supuesto que hay un camino para ensanchar el autogobierno de Euskadi; el método será el diálogo".

"El Partido Socialista valora extraordinariamente la representación del PNV, pero tiene muy presente también lo que representa el PP, y sería un gran error que no hiciéramos el máximo esfuerzo para que todas las fuerzas políticas democráticas intenten fraguar ese acuerdo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de junio de 2006

Más información