Referéndum en los Balcanes

Un nuevo reto para la UE

La futura constitución de Montenegro, el nuevo Estado balcánico aspirante a incorporarse a la UE, supone un nuevo reto para el proceso de ampliación europea. La última ampliación de la UE desarrollada en 2004, que añadió 10 nuevos Estados al club europeo, ha sido señalada como una de las causas que propiciaron el no a la Constitución en Francia y Holanda que paralizó todo el proceso en la UE.

La creación de un nuevo Estado, con todas las implicaciones que supondría su futura incorporación en las instituciones comunitarias, refuerza las reticencias a nuevas ampliaciones sin que antes se garantice la buena digestión de la efectuada hace dos años. La propuesta francesa de replantear el debate sobre "la capacidad de absorción" de nuevos miembros en la próxima cumbre es una de las expresiones más explícitas, aunque sutilmente elaboradas, de las mencionadas reticencias.

Más información

Frente a esta posición conservadora, una corriente mayoritaria de Estados subraya las ventajas de mantener vivo el aliciente de la futura incorporación a la UE de más países balcánicos como uno de los instrumentos más efectivos para facilitar su tránsito a la democracia y al progreso económico. En esta línea y con el ánimo de garantizar la seguridad en la región, y en última instancia la de la UE, la presidencia austriaca tomó ayer las primeras medidas para encauzar el proceso de independencia de Montenegro, subrayando la necesidad del diálogo.

Sin embargo, con un resultado tan ajustado del 55,5% de votos afirmativos, respecto a las exigencias de Bruselas del 55%, los Veinticinco no respiraron tranquilos hasta escuchar el reconocimiento público del veredicto de los ciudadanos por parte del presidente serbio, Boris Tadic. Con el horizonte político más despejado, la presidencia de la UE anunció ayer oficialmente el reconocimiento del resultado del referéndum. La Unión pidió seguidamente a las autoridades de Belgrado y Podgorica que inicien "tan pronto como sea posible un diálogo directo sobre el camino a seguir" para desarrollar el proceso de separación. Los Veinticinco manifestaron su "disposición a apoyar este diálogo".

La declaración de la UE de "reconfirmar la perspectiva europea" para los Balcanes sobre la base de los procesos de Estabilización y Asociación mantiene vivas las expectativas de ingreso de todos los países de la región. Significativamente se unieron a la declaración los países que negocian su acceso (Bulgaria y Rumania), los candidatos (Turquía, Croacia y la antigua República de Macedonia) y los inmersos en el proceso de Asociación y Estabilización, y potenciales candidatos (Albania y Bosnia), así como Ucrania, la República de Moldavia y Liechtenstein.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50